Garantías del debido proceso

Debido Proceso
Garantías del debido proceso

El debido proceso, entendido como un medio pacífico de solución de conflictos, como un remedio idóneo de conflictos a través de la erradicación de la fuerza ilegítima, y como un debate en el que participan dos partes con la intervención de un tercero independiente e imparcial que interpreta y aplica la ley en cada caso concreto, se rige, en un Estado constitucional y democrático de derecho, por una serie de principios y garantías básicas que aseguran la tutela judicial efectiva de los derechos fundamentales, y en definitiva, en un juicio justo para las partes.

En el marco de un Estado de derecho el debido proceso está sustentado también en otros principios jurídicos, a saber: principios de bilateralidad; contradicción; moralidad del debate; y economía procesal, entre otros.

El derecho internacional reconoce principios y garantías del debido proceso que son comunes a ambas partes en el proceso judicial, algunas de las cuales tienen carácter de garantías inderogables no susceptibles de suspensión o limitación en ninguna circunstancia.

Entre los principios, derechos y garantías comunes se pueden mencionar los siguientes:

Principio de legalidad;

Principio igualdad ante la ley y los tribunales de justicia;

Principio de publicidad procesal;

Derecho de acceso a la jurisdicción;

Derecho a un juez competente, independiente e imparcial;

Derecho a un juez natural, predeterminado por la ley;

Derecho a la tutela judicial efectiva;

Derecho a un juicio justo;

Derecho a un trato humano;

Derecho a la celeridad judicial; y

Derecho a un recurso efectivo.

Fuente: Instrumentos Internacionales sobre derechos humanos aplicables a la administración de justicia, Estudio Constitucional Comparado, por Florentín Meléndez, Pag. 44, 45 y 46.

 

%d bloggers like this: