Jurisprudencia sobre difamación e injuria, exención de responsabilidad

Difamación e Injuria. Artículo 374 del Código Penal Dominicano. Artículo 45, letra b de la Ley 6132 sobre Expresión y Difusión del Pensamiento. Exención de responsabilidad. Condiciones.

Considerando, que la solicitud de inadmisibilidad de la querella contra el Secretario de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales se sustenta en que la carta dirigida por el Dr. Rafael Francisco J. Salomón de Moya Pons al señor Miguel Antonio Franjul Bucarelly lleva el membrete de la Secretaría de Estado de la cual es titular el prevenido y que la firma en su calidad de esa función oficial, por lo que a su juicio se trata de un documento producido en ocasión del cumplimiento de sus atribuciones como representante del Ejecutivo;

Considerando, que el artículo 374 del Código Penal no considera difamatorios o injuriosos los “discursos en las Cámaras Legislativas”,

“memorias y demás documentos que se impriman por el Congreso, el Poder Ejecutivo o el Poder Judicial”, así como los discursos de los abogados ante los tribunales, lo que no es aplicable a la especie por no constituir el documento imputado de difamatorio uno de los precisados en dicho artículo;

Considerando, que por otra parte el inciso b) del artículo 45 de la Ley 6132 sobre Expresión y Difusión del Pensamiento, exime de toda responsabilidad “los comunicados oficiales, emitidos por las autoridades competentes para dar cuenta del cumplimiento de sus funciones o deberes, así como las investigaciones que realicen”;

Considerando, que el documento tenido por difamatorio por el querellante, no se trata de un “comunicado oficial dando cuenta de

sus funciones o deberes o de una investigación realizada”, por el Secretario de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales, como lo exige el inciso b) del artículo 45 mencionado, sino de una carta pública, del titular de la misma, respondiendo reportajes aparecidos en el Listín Diario sobre asuntos que podrían afectar la imagen de esa dependencia estatal;

Considerando, que en ese orden de ideas, es evidente que por el texto de la carta ya mencionada y por la naturaleza de su contenido, la misma no reviste las características que pudiera configurar una actuación oficial del Secretario de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Pleno, 20 de agosto del 2003, No.5, B.J. 1113, página 40).

Difamación e injuria, prensa escrita, reponsabilidad en cascada

Difamación e Injuria. Prensa escrita. Espacio pagado aprobado por el Director del periódico que se queja de la difamación. Responsabilidad en cascada.

Considerando, que la Ley No. 6132 de 1962, sobre Expresión y Difusión del Pensamiento, bajo la rúbrica “De las personas responsables y crímenes y delitos cometidos por vía de la prensa”, determina el orden de las responsabilidades penales, precisando su artículo 46, quién es autor principal, el artículo 47, quién es cómplice y el artículo 48, a quién corresponde la responsabilidad civil, en los casos previstos y sancionados por esta ley, perpetrados por medio de la prensa escrita; que en ese orden el artículo 46 de la ley señalada, lo que se ha venido denominando “el régimen de la responsabilidad en cascada”, como autores principales de los delitos que esa ley prevé, a los directores de publicaciones o editores cualesquiera que san sus profesiones o denominaciones, y los sustitutos de los directores; a falta de estos, los autores; a falta de los autores, los impresores; y a falta de los impresores, los vendedores, distribuidores, los exhibidores de películas, los locutores y los fijadores de carteles; que por su parte, el artículo 47 de la ley dispone que cuando los directores o sus sustitutos, o los editores sean puestos en causa, los autores serán perseguidos como cómplices; que en el caso que se juzga, como ha quedado establecido por estudio de las piezas del expediente y en la instrucción de la causa, el director del medio a través del cual se hizo la publicación, Miguel Antonio Franjul Bucarelly, no obstante ocupar el primer lugar en la escala, no fue puesto en causa, no obstante su condición de tal, asumiendo en cambio en la presente litis la posición de querellante y parte agraviada constituida en parte civil;

Considerando, que es un hecho incontestable que Miguel Antonio Franjul Bucarelly, querellante, es persona ampliamente conocida y que reside en Santo Domingo, República Dominicana; que en esta materia, cuando el director de la publicación o el editor es conocido y reside en el país, él asume necesariamente la responsabilidad principal de los delitos de prensa cuando ocurren en el medio que dirige, ya que el régimen de la responsabilidad en cascada que organiza la ley se detiene en él, y esa responsabilidad principal se mantiene igualmente aunque no haya sido puesto en causa o haya evadido la persecución, de lo que resulta que la responsabilidad subsidiaria, como la de los autores e impresores, no encuentra aplicación más que a su falta, es decir, si él es desconocido, lo que no ocurre en la especie;

 

Considerando, que como en el presente caso el querellante, constituido en parte civil, era al mismo tiempo el director de la publicación o medio (Listín Diario) donde se produjo la inserción de la carta de contenido alegadamente difamatorio y que fue sometido a libre discusión de las partes, se hace imperativo examinar, previo a toda otra consideración, el hecho imputado en sí mismo con el fin de determinar si la actuación del prevenido configura el tipo delictual previsto y sancionado por la Ley No. 6132 de 1962, sobre Expresión y Difusión del Pensamiento, en cuya violación se ampara el querellante para mover la persecución contra el Secretario Moya Pons;

Considerando, que, en efecto, se ha establecido tanto en doctrina como en jurisprudencia, que las infracciones ligadas a los escritos, documentos y mensajes dados a la publicidad, susceptibles de comprometer la responsabilidad de sus autores, resultante de la violación a la ley sobre expresión y difusión del pensamiento, requieren para su materialización la reunión de dos elementos constitutivos comunes básicos: la publicidad y la intención culpable, el primero, como elemento material, y el segundo, como elemento moral; que de éstos, la publicación es incontestablemente el elemento constitutivo esencial de las infracciones ligadas al contenido de la comunicación al punto de que es criterio unánimemente admitido de que es ella (la publicación) lo que constituye la infracción; que establecido por la Ley No. 6132 el régimen de la responsabilidad en cascada, como se ha visto antes, y siendo ampliamente conocida y residente en el país la persona que fungía de director del medio en que se hizo la publicación, el Secretario Moya Pons, autor de la carta, no podía, como lo ha sido, ser perseguido como autor principal de la infracción definida en la citada ley de 1962;

 

Considerando, que el hecho de que el legislador estableciera el régimen particular de responsabilidad determinado por el artículo 46 de la Ley No. 6132 y haya atribuido la calidad de autor principal del delito de difamación, en primer término, al director de la publicación donde se ha hecho público un documento o escrito estimado difamatorio, debe interpretarse en el sentido de que siempre está a cargo del referido director, el deber de supervigilar y verificar todo lo que aparece en el periódico o publicación, a fin de evitar que en su medio de prensa se publiquen noticias, reportajes, declaraciones, anuncios o documentos cuyo contenido ataquen o lesionen el honor o la consideración de las personas; que como contrapartida de esa obligación, el director detenta el derecho de rehusar la solicitud de inserción de una publicidad, si la considera difamatoria, salvo el caso de los documentos a que se refieren los artículos 44 y 45 de la ley, en que no asume el director responsabilidad del hecho de su contenido, lo que no hizo al consentir la publicación; que, por consiguiente, admitir que el director de un periódico pueda válidamente querellarse y constituirse en parte civil contra el autor de una carta que éste le ha dirigido y que ha sido hecha pública en el periódico que él dirige y con su autorización, bajo el alegato de que personalmente se siente difamado por el contenido de la misiva, sería aceptar que alguien asuma en un caso la inconciliable condición de ser autor principal de un delito de prensa y parte agraviada al mismo tiempo; que a pesar de que la publicación fue autorizada en los diarios El Caribe, Hoy y Diario Libre, tales publicaciones, como ya se ha dicho, sólo la aparecida en el Listín Diario fue objeto de discusión en el plenario, por lo que la insertada en los otros tres medios no pueden ser retenidas como motivación dado que ningún juez puede fundar su decisión más que sobre las pruebas que le son aportadas en el curso de los debates y contradictoriamente discutidas ante él; que, en consecuencia, la publicación aparecida en la prensa escrita (Listín Diario) en la cual se hacen declaraciones alegadamente difamatorias contra Miguel Antonio Franjul Bucarelly, independientemente de que puedan o no constituir un atentado al honor o a la consideración del ex director del Listín Diario, no puede caracterizar el delito de difamación e injuria previsto en el artículo 29 de la Ley No. 6132, atribuido al prevenido (Pleno, 22 de octubre del 2003 No. 21, B.J. No. 1115, páginas 189- 192).

Subjúdice. Lo que se entiende por tal. Abogado en ejercicio.

Considerando, que asimismo el citado prevenido alega que el artículo 12 del decreto 1289, del 2 de agosto del 1983, que ratifica el estatuto orgánico del Colegio de Abogados de la República Dominicana, dispone que: “será inscrito el abogado que se encuentre en uno de los casos siguientes: “… 2do. Procesado criminalmente, con providencia calificativa definitiva, por crimen o delito que conlleve o merezca la inhabilitación para el ejercicio de la profesión”;

Considerando, que la condición de que se haya dictado un mandamiento de conducencia o la detención o citación por el Ministerio Público ante el tribunal correspondiente o el envío ante su jurisdicción, sólo tiene aplicación cuando la propia ley así lo dispone, pero en los demás casos debe entenderse por Subjúdice toda persona que esté siendo enjuiciada por la imputación de un hecho sancionado penalmente;

Considerando, que la condición de Subjúdice sólo constituye un obstáculo para el ejercicio de un derecho cuando así expresamente lo disponga la ley;

Considerando, que por otra parte, el hecho de que el artículo 12 del decreto 1289, del 2 de agosto de 1983, que ratifica el Estatuto Orgánico del Colegio de Abogados de la República Dominicana, impida la inscripción en esa institución de los abogados que se encuentren procesados criminalmente, con providencia calificativa por crimen o delito que conlleve o merezca la inhabilitación para el ejercicio de la profesión, no significa que cuando el procesamiento se inicia contra un abogado ya miembro del Colegio se produzca la inhabilitación de éste para realizar sus actividades profesionales, pues una cosa es el tratamiento que da dicho decreto a quienes, al tenor del artículo 6 del mismo, no pueden ejercer la profesión por no estar inscritos en el colegio, y otra es el que se concede al profesional, que estando en el disfrute de su ejercicio, ha contraído compromisos con las personas que han procurado sus servicios profesionales y con posterioridad deviene un enjuiciamiento en su contra;

Considerando, que la facultad de ejercer su profesión que tiene un abogado sometido a un juicio penal o disciplinario, cuyo resultado pudiere conllevar su inhabilitación deriva de la presunción de inocencia que favorece a todo inculpado, y se aprecia en la norma de la ley provisional bajo fianza antes referida y en las propias disposiciones del mencionado Estatuto Orgánico del Colegio de Abogados, el cual en su artículo 24 establece como una de las sanciones a imponer al abogado en falta, la suspensión del ejercicio de la profesión de un mes a cinco años, por lo que la adopción de toda medida que implique la suspensión del ejercicio de la profesión de un abogado por el hecho de su enjuiciamiento, constituye la aplicación de una sanción antes de la conclusión del mismo; (Pleno, 9 de septiembre de 2003, No. 5, B.J. No. 1114, página 30).

Jurisprudencias sobre el defecto en materia laboral

Defecto. Materia laboral. Inaplicabilidad del artículo 434 del Código de Procedimiento Civil. Artículos 532 y 540 del Código de Trabajo.

Considerando, que frente al defecto en que incurrió el recurrente, el Tribunal a-quo debió ponderar las pruebas aportadas por las partes, para determinar si las conclusiones reposaban sobre base legal y en caso de que estimara que en el expediente no existieren elementos suficientes para formar su criterio, ordenar las medidas de instrucción necesarias para la substanciación del proceso para lo cual debió hacer uso de su papel activo y no limitarse a pronunciar el descargo puro y simple de la apelación, inaplicable en la especie, en virtud de que el artículo 540 del Código de Trabajo dispone que: “se reputa contradictoria toda sentencia dictada por un tribunal de trabajo”, y de las disposiciones del artículo 532 del referido código, en el sentido de que “la falta de comparecencia de una de las dos partes a la audiencia de producción y discusión de las pruebas no suspende el procedimiento”, lo que le obligaba a determinar los méritos del recurso de apelación; que al no hacerlo así, la sentencia recurrida carece de motivos y de base legal, razón por la cual debe ser casada (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario, 20 de octubre de 1999; B. J. 1067. Págs. 633-634).

Defecto. Ponderación pruebas no puede pronunciar descargo puro y simple.

Considerando, que frente al defecto en que incurrió la recurrente, el tribunal a-quo debió ponderar las pruebas aportadas por las partes, para determinar si las conclusiones reposaban sobre base legal, y en caso de que estimara que éstas no eran suficientes, ordenar las medidas de instrucción necesarias para la substanciación del proceso, para lo cual debió hacer uso de su papel activo y no limitarse a pronunciar el descargo puro y simple de la apelación, inaplicable en la especie, en virtud de que el artículo 540 del Código de Trabajo, dispone que: “se reputa contradictoria toda sentencia dictada por un tribunal de trabajo”, y de las disposiciones del artículo 532 del referido Código, en el sentido de que: “la falta de comparecencia de una de las dos partes a la audiencia de producción y discusión de las pruebas no suspende el procedimiento”, lo que le obligaba a determinar los méritos del recurso de apelación, al no hacerlo así la sentencia recurrida carece de motivos y de base legal, razón por la cual debe ser casada, sin necesidad de examinar los demás medios del recurso (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario, 18 de febrero de 1998; B. J. 1047. Págs. 400-401).

Análisis de Sentencias de la Primera Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia. Boletín Judicial No. 1166

BOLETIN JUDICIAL No. 1166, AÑO 98, VOLUMEN I, ENERO 2008

DESDE LA PAGINA NUMERO 61 HASTA 181

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 1

Demanda en daños y perjuicios

 

Medios Invocados: Primer medio: Falta de estatuir; Segundo medio: Violación al artículo 18 del Reglamento General; Tercer medio: Desnaturalización de los hechos; Cuarto medio: Contradicción de motivos” (sic);

Análisis: La presente sentencia en síntesis se desarrolla el ámbito de la cobertura del seguro al momento de ocurrir un incendio (Farmacia), y la Suprema Corte de Justicia manifiesta que el hecho que un negocio este asegurado, la obligación del mismo es hasta el daño causado,  es decir, el seguro no se puede ver como un medio lucrativo, y que se debe cumplir con lo establecido en articulo 8 del Reglamento General para la aplicación de la Ley sobre Seguros Privados.

Considerando , que, como se puede advertir en la sentencia atacada y en el expediente que le sirve de fundamento, la entidad aseguradora en mención, ahora recurrente, adujo por ante la jurisdicción de alzada que el asegurado “no probó de manera inequívoca que la pérdida sufrida a causa del referido siniestro fue de RD$6,000,000.00, y que la función y la naturaleza de todo seguro establecido de acuerdo a la Ley 146/2002, es total y absolutamente compensatorio, no lucrativo, de ahí la importancia de la función del técnico ajustador, para determinar cual es el valor compensatorio correspondiente a los bienes perdidos fruto de un hecho previsto por la ley”;

…cuando se produce el siniestro, está obligada la aseguradora a pagar el capital asegurado”, obviando indebidamente el principio jurídico que gobierna el contrato de seguro de cosas, como lo es el seguro contra incendio, según el cual la finalidad de ese contrato está dirigida a reparar el daño causado por el riesgo contratado, por tratarse de un “contrato de indemnización”, de conformidad con la doctrina y jurisprudencia del país originario de nuestra legislación, sin que el asegurado pueda en ningún caso, bajo pretexto alguno, obtener una indemnización superior a la pérdida que ha experimentado… Casada dicha sentencia.

 

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 2

Demanda en cobro de pesos y validez de embargo retentivo

Medios Invocados: Primer medio: Violación del derecho de defensa; Segundo medio: Condena del abogado sin ser parte”;

Análisis: Se trata de una demanda en cobro de pesos y validez de embargo retentivo, y la parte recurrida propuso ante la Honorable Corte Suprema que dicho recurso fue interpuesto fuera del plazo, pero que dicha Corte contrario a lo planteado por la recurrida entendió que dicho recurso fue realizado en los plazos de ley, pero que lamentablemente el intimante o recurrente no compareció para presentar sus conclusiones, lo que motivo el descargo puro y simple en beneficio de la recurrida.

Considerando, que si el intimante no comparece a la audiencia a sostener los motivos en los que fundamentó su recurso de apelación, se pronunciará en su contra el descargo puro y simple de su recurso, si dicho descargo es solicitado en la audiencia por conclusiones del intimado, como ocurrió en la especie, sin que el juez esté en ese caso en la obligación de examinar los agravios que se atribuyen a la sentencia apelada;

Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por los recurrentes, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación no puede ser examinado y, por tanto, debe ser desestimado.

 

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 3

Demanda civil en reparación de daños y perjuicios

Medios Invocados: Primer medio: Violación y desnaturalización del artículo 156 del Código de Procedimiento Civil Dominicano.- Segundo medio: Violación y desnaturalización del artículo 156 del Código de Procedimiento Civil Dominicano (sic).- Tercer medio: Violación del derecho de defensa. Desnaturalización del artículo 156 del Código de Procedimiento Civil Dominicano.- Cuarto medio: Violación del derecho de defensa. Desnaturalización del artículo 156, parte in-fine, del Código de Procedimiento Civil Dominicano. Violación de los artículos 44, 45, 46 y 47 de la Ley 834 de fecha 15 de julio del año 1978.- Base legal: Art. 156 del Código de Procedimiento Civil Dominicano (sic).- Quinto medio: Violación del derecho de defensa. Invocación de los artículos 16, 1315, 14 del Código Civil Dominicano y las leyes 834 y 845 del 15 de julio del año 1978 y no desarrollar cada uno de los medios invocados (sic).- Sexto medio: Violación de los artículos 44, 45, 46 y 47 de la Ley No. 834 del 15 de julio de 1978.- Violación del derecho de defensa.- Séptimo medio: Violación del derecho de defensa.- Violación de la Resolución de la Suprema Corte de Justicia No. 512-2000, dictada en fecha 19 de abril del año 2002” (sic);

Análisis: Que los medios planteados por el recurrente, reunidos para su estudio por estar íntimamente vinculados, y algunos de ellos ser una mera repetición de otros, se refieren en esencia a que “la Corte a-qua desnaturaliza el artículo 156 del Código de Procedimiento Civil, al entender que es lo mismo una sentencia dictada en defecto que una sentencia contradictoria o reputada contradictoria, y lo ha violado cuando le agrega una condición sine qua non de que, para que la sentencia pueda ser considerada como no pronunciada.

Veamos lo que establece el artículo 156 del Código de Procedimiento Civil (Mod por la Ley No. 845 del 15 de julio de 1978). Toda sentencia por defecto, lo mismo que toda sentencia reputada contradictoria por aplicación de la ley, será notificada por un alguacil comisionado a este efecto, sea en la sentencia, sea por un auto del presidente del tribunal que ha dictado la sentencia.

La notificación deberá hacerse en los seis meses de haberse obtenido la sentencia, a falta de lo cual la sentencia se reputará como no pronunciada. Dicha notificación deberá, a pena de nulidad, hacer mención del plazo de oposición fijado por el artículo 157 o del plazo de apelación previsto en el artículo 443, según sea el caso.

En caso de perención de la sentencia, el procedimiento no podrá ser renovado sino por una nueva notificación del emplazamiento primitivo. El demandado será descargado de las costas del primer procedimiento.

Es por eso que la Honorable Suprema establece en uno de sus considerando de la sentencia que analizamos lo siguiente: …”que la sentencia apelada, dice la Corte a-qua, “no fue dada en defecto de una de las partes ni es reputada contradictoria por la ley, sino que es una decisión eminentemente contradictoria, según se desprende de su contenido…”,

 

 

…la intención del legislador al establecer dicha perención está evidentemente dirigida a evitar la obtención de una sentencia en ausencia de una de las partes litigantes que pudo haber obedecido, dicha incomparecencia, a causas extrañas a su voluntad, en cuyo evento podría resultar afectado su derecho de defensa…Rechazado el recurso.

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 4

Demanda en regulación de visitas

Medios Invocados: Primer medio: Desnaturalización de los hechos; Segundo medio: Irregularidad en la constitución de la Corte a-qua: Juez no presente en la audiencia de sustanciación; Tercer medio: Falta de base legal;

Análisis: En la lectura de la presente sentencia se pudo constatar que la recurrente y su esposo, el hoy recurrido, han venido sosteniendo disputas personales después de su separación respecto de la guarda de los niños y sus bienes patrimoniales. Que aparentemente, la Corte se limitó a evaluar la violencia en su aspecto físico y a sustentar, sobre esa base insuficiente, su decisión;

 

 

que la hoy recurrente no aportó prueba documental directa de los hechos de violencia del hoy recurrido, esta facultad depende de que los jueces del fondo motiven suficientemente los hechos que la llevaron a una determinada apreciación de la prueba…

 

Considerando , que el principio del interés superior del niño, consagrado en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, tiene su origen en la doctrina sobre los derechos humanos; que como principio garantista de estos derechos, es preciso regular los conflictos jurídicos derivados de su posible incumplimiento, y su colisión con los derechos de los adultos, por lo que es preciso ponderar estos derechos en conflicto, y en ese sentido, siempre deberá adoptarse la medida que asegure al máximo la satisfacción de estos derechos y su menor restricción y riesgo; que es de importancia capital la relación familiar mediante el contacto directo de ambos padres, lo que constituye uno de los ejes fundamentales de la aludida Convención Internacional;

 

Considerando , que por otra parte, ha sido juzgado que las medidas prescritas en una sentencia que regula el régimen de visitas, no tienen en razón de su naturaleza intrínseca, un carácter definitivo, pudiendo dichas medidas ser nuevamente evaluadas por los jueces de fondo, atendiendo las circunstancias del caso, y en este sentido, a pesar de que la Corte procedió a ponderar los hechos y circunstancias de la causa, esta Corte de Casación considera que otro tribunal de fondo debe ponderarlas con mayor profundidad y disponer las medidas que fueren pertinentes a esos fines, en consideración de que siempre debe primar el interés superior del niño;

 

Considerando, que en tal virtud procede acoger los medios primero y tercero, y casar la sentencia impugnada, sin que sea necesario ponderar el segundo medio de casación.

 

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 5

Demanda Civil en resciliación de contrato de inquilinato, cobro de alquileres y desalojo

 

 

Medio Invocado: “Desnaturalización de los hechos de la causa, violación a la ley, artículo 61 del Código de Procedimiento Civil, lesión al derecho de defensa e insuficiencia de motivos” (sic);

 

Análisis: Se trata de algo que frecuenta mucho en algunos tribunales de acuerdo con el sentir de muchos abogados en el ejercicio de su carrera, y es que se trata de una alegada notificación en el aire, que el acto cuestionado tiene irregularidades evidentes.

… el criterio jurisprudencial establecido por nuestra Suprema Corte de Justicia de que las notificaciones de los alguaciles constituyen actos auténticos que, como tales, sólo pueden ser impugnados mediante el procedimiento de inscripción en falsedad…, lo cual no hizo la parte intimante en el presente caso”…

… está supeditada a la prueba del agravio que le causa la misma al accionante, lo que no ha ocurrido en la especie, es preciso reconocer y convenir con el Tribunal a-quo, que las enunciaciones incursas en un acto de alguacil, es decir, no hay nulidad sin agravios. Rechazado el recurso.

 

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 6

Demanda en nulidad de contrato de venta

 

Medios Invocados: Primer medio: Falta de base legal; Segundo medio: Falta de motivos.

 

Análisis: Que la recurrente en sus medios invocados no logró demostrar que la Corte haya faltado a estos principios…que, como se ha visto, dicha Corte no ha incurrido en los vicios denunciados por el recurrente en su memorial, exponiendo en la sentencia impugnada una motivación suficiente y pertinente lo que le ha permitido a esta Suprema Corte de Justicia verificar que en la especie la ley ha sido bien aplicada.

 

que para fundamentar su decisión la Corte a-qua sostuvo que el recurrido no había demostrado su calidad de esposo de la vendedora mediante el depósito del acta correspondiente; que tampoco había probado bajo cual régimen estarían casados por lo que en tales condiciones carecía de calidad para actuar en el presente caso, por no haber podido demostrar si se encontraba amparado por un interés legítimo, requisito indispensable para actuar en justicia;

 

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 7

Demanda en reparación de daños y perjuicios

Único Medio: Violación al derecho de defensa y al principio de igualdad entre las partes;

 

Análisis: Aquí vemos qué ocurre cuando un intimante (apelante o recurrente) no comparece, como es el caso analizado aquí claramente, veamos:

Considerando, que en la sentencia impugnada consta que en la audiencia pública celebrada por la Corte a-qua el 21 de julio de 2006, no compareció la parte intimante ni su abogado constituido a formular sus conclusiones, no obstante haber quedado legalmente citada por dicha Corte mediante sentencia in-voce dictada el 12 de mayo de 2006, por lo que la recurrida concluyó solicitando el “defecto contra la parte recurrente por no concluir, y el descargo puro y simple del recurso de apelación”;

 

Considerando, que si el intimante no comparece a la audiencia a sostener los motivos en lo que fundamentó su recurso de apelación, se pronunciará en su contra el descargo puro y simple de su recurso, si dicho descargo es solicitado en la audiencia por conclusiones del intimado, como ocurrió en la especie, sin que el juez esté en ese caso en la obligación de examinar la sentencia apelada;

Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que la parte recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida compañía Nestle Dominicana, S. A. del recurso de apelación interpuesto por Henry Ramón Acosta Medina, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.

 

SENTENCIA DEL 16 DE ENERO DEL 2008, No. 8

Demanda en restitución de inmuebles confiscados

 

Único: “Violación al inciso 13 y literal h), del artículo 8, de la Constitución de la República Dominicana” (sic);

Análisis:  Que, como se puede apreciar en el fallo criticado, la Corte a-qua pudo verificar de manera clara y precisa que el inmueble objeto de la restitución perseguida en la especie por el Consejo Estatal del Azúcar (CEA) jamás estuvo confiscado al amparo de la Ley núm. 5924, de fecha 26 de mayo de 1962, sobre Confiscación General de Bienes, por cuanto si bien el mismo fue adquirido el 10 de agosto de 1955 por María Martínez de Trujillo, cónyuge del tirano Rafael Trujillo Molina, en fecha 9 de diciembre del mismo año 1955, por decisión del Tribunal Superior de Tierras, fue restituido a sus propietarios originales, con todas sus consecuencias legales, descartando dicha Corte que pudiera acontecer la confiscación prevista en la señalada Ley 5924. Rechazado el recurso.

SENTENCIA DEL 23 DE ENERO DEL 2008, No. 9

Demanda en cobro de alquileres y desalojo

Medios Invocados: Primer medio: Incompetencia; Segundo medio: Violación de la ley; Tercer medio: Exceso de poder; Cuarto medio: Violación de la ley y abuso de poder y al derecho de defensa; Quinto medio: Desnaturalización que origina la falta de base legal; Sexto medio: Falta de motivación;

Análisis: Todos los medios que fueron planteado por el recurrente la Suprema lo valoró pero, con resultado infructuoso para el recurrente veamos que al contestarle la Suprema en algunos considerando aquí señalados. Que en el desarrollo de su primer medio de casación la parte recurrente alega en síntesis, que los demandantes hoy recurridos pretenden que se ordene el desalojo por una causa distinta a las establecidas en la ley pues se ha demandado ante el Juzgado de Paz el desalojo del señor Jesús Miguel Sánchez por no haber pagado éste supuestamente desde el año 2000 el aumento del diez por ciento del precio de alquiler, en violación al artículo 1ro. párrafo 2 del Código de Procedimiento Civil, pues el juzgado de paz solo es competente cuando la demanda se basa en la falta del pago total del alquiler, por lo que el asunto debió ser conocido por primera vez ante el tribunal de primer grado y no conocerlo este como tribunal de apelación;

… Que en su cuarto medio de casación el recurrente sostiene que la demandante no cumplió con uno de los requisitos indispensables para el conocimiento de la demanda que es el depósito de la certificación de declaración del catastro nacional lo que constituye un medio de inadmisión que aunque no fue presentado al tribunal este debió ponderarlo por tratarse de una formalidad de orden público;

…que en su sexto medio de casación la parte recurrente alega que la sentencia impugnada carece de motivos suficientes que justifiquen las razones por las cuales el Tribunal a-quo tomó tan desacertada decisión, razón por la cual la sentencia impugnada debe ser casada;

Considerando, que contrario a lo afirmado por el recurrente en su sexto medio de casación, el Tribunal a-quo, al confirmar la sentencia por ante el impugnada lo hace mediante una motivación suficiente y pertinente, lo que ha permitido a la Suprema Corte de Justicia, como Corte de Casación, verificar que en la especie se ha hecho una correcta aplicación de la ley; que en tal virtud, procede desestimar por infundado el presente medio y con ello, el recurso de casación de que se trata.

SENTENCIA DEL 23 DE ENERO DEL 2008, No. 10

Demanda en desalojo

Medios Invocados: “Único: Insuficiencia de motivos y falta de base legal”.

Análisis: La presente sentencia declara inadmisible el recurso de casación por no cumplir con los requisitos necesarios para interponer el mismo en virtud  del Art. 5 de la Ley de Procedimiento de  Casación.

…que de conformidad con lo que dispone el artículo 5 de la Ley sobre procedimiento de Casación a el recurso de casación se interpondrá con un memorial suscrito por abogado que contendrá todos los medios en que se funda, y que deberá ser depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, en los dos meses de la notificación de la sentencia;

 

que para cumplir con el voto de la ley no basta la simple enunciación de los textos legales y de los principios jurídicos cuya violación se invoca; que es indispensable que el recurrente desarrolle, en el memorial introductivo del recurso, los medios en que lo funda que explique en qué consiste las violaciones de la ley y los principios jurídicos invocados;

 

… que en el presente caso el recurrente no ha motivado, ni explicado en que consiste las violaciones de la ley, limitándose a invocar la “insuficiencia de motivos y la falta de base legal por no tomarse en cuenta declaraciones de la parte demandada en la solicitud de designación de un tasador” lo que constituye una motivación insuficiente que no satisface las exigencias de la ley, por lo que el recurso de casación de que se trata debe ser declarado inadmisible;

 

 

SENTENCIA DEL 30 DE ENERO DEL 2008, No. 11

Demanda en nulidad de contrato de venta

Medios invocados: Primer medio: violación al artículo 1315 del Código Civil; Segundo medio: Motivaciones erróneas en la sentencia;

 

Análisis: Que en su primer medio de casación la recurrente alega en síntesis, que ella pidió de manera incidental que se ordenara una comparecencia personal de las partes a fin de probar que el bien objeto de la litis pertenecía a la comunidad de bienes que existió entre éste y la Sra. Mencia Luna; que al negársele la posibilidad de probar que el inmueble de que se trata era de la comunidad y no un bien reservados como sostiene la sra. Luna, la Corte a-qua incurre en la violación de los artículos 1315 y 223 del Código Civil; que con dicha medida se pretendía probar que el inmueble fue comprado a crédito, pagando cuota mensual y no precisamente por la sra. Luna;

Contestando al primer medio planteado: que contrario a lo indicado por la parte recurrente, la Corte a-qua no incurrió en la violación por ella denunciada, toda vez que, como se ha visto el pedimento de comparecencia personal de las partes fue ponderado debidamente por la Corte a-qua, la que dio motivos pertinentes en relación con el rechazo de las conclusiones del recurrente en ese sentido; que entra dentro del poder soberano de los jueces del fondo, el apreciar la procedencia o no de la medida de instrucción solicitada y los jueces no incurren en vicio alguno ni lesionan con ello el derecho de las partes cuando aprecian, con los documentos del proceso y los elementos de convicción sometidos al debate, que es innecesaria y frustratoria la medida propuesta, razón por la cual procede rechazar el medio de casación examinado;

Además  contrario a lo indicado por la parte recurrente, la Corte a-qua procedió a enumerar, en los motivos del fallo, las pruebas documentales aportadas al debate, en las que se basó para formar su convicción, determinando correctamente las mismas, pues como se ha visto, pudo comprobar de tales documentos, que el bien objeto del litigio si correspondía a un bien reservado de la señora Mencia Luna Luna;

SENTENCIA DEL 30 DE ENERO DEL 2008, No. 12

Demanda en nulidad y resolución de contrato

Medios Invocados: La parte recurrente no identifica ningún medio de casación,

 

Análisis: a que en su memorial la parte recurrente no identifica ningún medio de casación, aunque en los agravios denunciados en el mismo, solicita la casación de la sentencia impugnada bajo el entendido de que el tribunal competente para conocer de un asunto no deja de serlo por existir en el contrato una cláusula compromisoria; que negarse a impartir justicia bajo el argumento de que existe un preliminar de conciliación y arbitraje convencional que no se le ha dado cumplimiento, sería simplemente desechar los tribunales de derecho común y dejar a entidades extrajudiciales, si poder para ello, la anulación o rescisión del contrato; que el arbitraje o conciliación no anula ni rescinde contrato, simplemente tiene facultad sobre la ejecución, implementación e interpretación del contrato, en tal sentido le queda atribución a los tribunales de derecho común cualquier tipo de demanda como es el caso de la especie;

…Que sobre lo antes expuesto ha sido juzgado, que cuando las partes han convenido someterse al arbitraje, éste tiene lugar, no obstante el rechazo o abstención de una de ellas para participar en éste bajo el alegato de incompetencia; que en ese sentido, la cláusula arbitral con que dicho contrato ha sido grabado mantiene su vigencia para todos los inconvenientes que surjan con la ejecución del mismo, a menos que ambas partes por un común acuerdo hayan decidido dar competencia a la jurisdicción ordinaria, lo que no ha ocurrido en la especie, por lo que al confirmar la Corte a-qua la sentencia dictada por el juez de primer grado donde éste declara su incompetencia para decidir sobre la demanda de que se trata, en virtud de la existencia de la cláusula arbitral invocada por la parte recurrida, actuó conforme a derecho, sin incurrir en las violación denunciada por la parte recurrente, por lo que el recurso de casación que examina carece de fundamento y debe ser desestimada.

 

SENTENCIA DEL 30 DE ENERO DEL 2008, No. 13

Demanda en cobro de pesos y validez de embargo conservatorio

Que la parte recurrente en su memorial no propone ningún medio de casación y en los alegatos expuestos, señala, que la Corte a-quo no se pronunció sobre el fondo del proceso

 

Análisis: Que la parte recurrente en su memorial no propone ningún medio de casación y en los alegatos expuestos, señala, que la Corte a-quo no se pronunció sobre el fondo del proceso, sino declarando de oficio que el acto núm. 034-2001 del Ministerial Jorge Luis Espinal, alguacil Ordinario del Tribunal Especial de Tránsito núm. 3, del Municipio de Santiago, no fue notificado a la parte recurrida, sino al bufete del abogado constituido y apoderado especial de los hoy recurridos; que la Corte a-qua cometió un error visual sobre dicho acto, porque el referido acto contiene los traslados requeridos por el artículo 456 del Código de Procedimiento Civil; que la Corte no podía de oficio declarar nulo el acto en razón de que la parte recurrida no invocó el medio de inadmision previsto en el artículo 456, antes indicado, sino que por el contrario ésta concluyó al fondo;

…que según el artículo 456 del Código de Procedimiento Civil, “el acto de apelación contendrá emplazamiento en los términos de la ley a la persona intimada, y deberá notificarse a dicha persona o en su domicilio, bajo pena de nulidad”; que en el caso de la especie, las formalidades requeridas por la ley para interponer el recurso de apelación no han sido sustituidas por otras ni omitidas, puesto que es indudable que el aludido acto de apelación núm. 034-2001, notificado el 28 de marzo del 2001 por el ministerial Jorge Luis Espinal, Alguacil Ordinario del Tribunal Especial de Tránsito núm. 3, del Municipio de Santiago a requerimiento de la actual recurrente, fue hecho en forma regular en razón de haberse dirigido el alguacil en primer lugar al destinatario del acto, cumpliendo éste con las formalidades previstas en el señalado artículo 456 del Código de Procedimiento Civil; que evidentemente, al decidir la Corte a-qua, la nulidad de oficio y sin efecto jurídico del recurso de apelación, violó lo dispuesto por el artículo 456, antes indicado, por lo que procede acoger los alegatos expresados por la parte recurrente en su memorial de casación y casar la sentencia impugnada. Casa la sentencia.

 

 

SENTENCIA DEL 30 DE ENERO DEL 2008, No. 14

Medios Invocados: Falta de Base legal; Segundo medio: Violación al derecho de defensa;

Análisis: Que para analizar a cabalidad los méritos de los vicios denunciados, es menester establecer, en primer término, las situaciones ligadas al caso de la especie destacándose los siguientes hechos: 1.- que en fecha 4 de junio de 1999, el Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Elías Piña, acogió la demanda en partición de bienes que incoara Mónica Paniagua contra Rafael Castillo; 2.- que en fecha 13 de julio de 1999, por acto núm. 43, instrumentado por el ministerial Ernesto de la Rosa, Alguacil de Estrados del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Elías Piña, Rafael Castillo Ramírez interpuso recurso de apelación contra la sentencia del 4 de junio de 1999; 3.- que en fecha 22 de noviembre de 1999, la Corte a-qua dictó la sentencia núm. 319-99-00071, la cual entre otras cosas, declaró nula y sin ningún efecto jurídico la sentencia No. 13 del 4 de junio de 1999, antes descrita, avoco al conocimiento del fondo del proceso y fijo audiencia para el para el día 29 de noviembre del 1999 …; 4.- que una vez apoderada la Corte a-qua del fondo del proceso, dictó la sentencia objeto del presente recurso de casación;

La Suprema analizó y como quiera rechazó el recurso.

SENTENCIA DEL 30 DE ENERO DEL 2008, No. 15

Medios Invocados: “Primer medio: Violación a los artículos 174, 192, 197 y 199 de la Ley 1542 sobre Registro de Tierras; Segundo medio: Violación al artículo 715 del Código de Procedimiento Civil; Tercer medio: Motivos erróneos; Cuarto medio: Falta de ponderación de documentos y consecuentemente falta de base legal; Quinto medio: Violación al derecho de defensa y consecuentemente, al artículo 8, letra j de la Constitución de la República Dominicana”;

 

Análisis: Que para cumplir el voto de la ley no basta indicar en el memorial de casación la violación de un principio jurídico o de un texto legal, sino que es preciso que se indiquen las razones por las cuales la sentencia impugnada ha desconocido ese principio o violado ese texto legal; que, en ese orden, la parte recurrente debe articular un razonamiento jurídico atendible, que permita determinar a la Suprema Corte de Justicia si en el caso ha habido o no violación a la ley;

La Suprema establece que el recurrente se ha limitado a hacer una exposición incongruente de los hechos y una critica de conjunto de la sentencia impugnada haciendo citas de violaciones muy generales contenidas en dicha sentencia pero sobre todo, exponiendo su criterio de como debería ser el procedimiento de transcripción de una hipoteca y los actos de embargos y denuncias, pero sin precisar ningún agravio determinado, ni señalar a la Suprema Corte de Justicia, como era su deber, cuales puntos, conclusiones o argumentos de sus conclusiones no fueron respondidos de manera expresa por la Corte a-qua, o cuales piezas o documentos no fueron examinados ni en que parte de la sentencia se han cometido las violaciones denunciadas, no conteniendo el memorial una exposición o desarrollo ponderable de los medios propuestos, lo que hace imposible que la Suprema Corte de Justicia actuando como Corte de Casación pueda examinar el presente recurso; Rechazado el recurso.

 

 

SENTENCIA DEL 30 DE ENERO DEL 2008, No. 16

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al efecto devolutivo de la apelación y al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil (falta de motivación); Segundo Medio: Desnaturalización de los hechos de la causa. Falta de ponderación de los documentos esenciales para la solución del caso; Tercer Medio: Errónea interpretación del artículo 312 del Código Civil; Cuarto Medio: Omisión de estatuir; violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil;

Análisis: Que en su primer medio de casación que se examina en primer término por convenir así en la solución del caso, la recurrente alega en síntesis, que la Corte a-qua, se limita a revocar la sentencia recurrida y a compensar las costas sin decidir sobre el fondo de la demanda en reconocimiento judicial, violando con ello el principio del efecto devolutivo de la apelación, en cuya virtud el proceso se transporta íntegramente del juez del primer grado al tribunal de segundo grado; que, al fallar en la forma indicada, la Corte a-qua violó además al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil por haber omitido estatuir sobre las conclusiones formales esgrimidas por la parte apelada, hoy recurrente;

Que en virtud del efecto devolutivo del recurso de apelación, el proceso es transferido íntegramente del tribunal de primer grado al tribunal de segundo grado, en el que vuelven a ser debatidas las mismas cuestiones de hecho y de derecho dirimidas por el primer juez excepto cuando el recurso tenga un alcance limitado, que no es el caso; que por efecto de la obligación que corresponde a la Corte de alzada, de resolver todo lo concerniente al proceso en las mismas condiciones en que lo hizo el juez de primer grado dicho tribunal de segundo grado no puede limitar su decisión a revocar o anular la sentencia de aquel pura y simplemente, sin examinar ni juzgar la demanda original en toda su extensión; que en el presente caso, la Corte se limitó en su decisión a anular la sentencia apelada, sin proceder a examinar la demanda introductiva y consecuentemente, a estatuir sobre el fondo del asunto, en aplicación del principio del efecto devolutivo del recurso, como era su deber; que la Corte a-qua, al actuar en esa forma, incurrió en la violación del aludido principio; que en tal virtud procede acoger el primer medio de casación, y casar la sentencia recurrida, sin necesidad de ponderar los demás medios de casación. Casada.

 

SENTENCIA DEL 30 DE ENERO DEL 2008, No. 17

 

Medios Invocados: “Primer medio: Violación de los artículos 1134, 1315 y 1605 del Código Civil Dominicano; Segundo medio: Falta de motivo y de base legal (violación del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil);

Análisis: Violación al procedimiento de Casación, rechazado el recurso, veamos:

 

Considerando , que el párrafo II, del artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, dispone que el recurso de casación debe interponerse por medio de un memorial suscrito por abogado, que contendrá todos los medios en que se funda y que deberá ser acompañado de una copia auténtica de la sentencia que se impugna;

 

Considerando , que del examen del expediente se advierte que el recurrente, junto al memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, no incluyó, como lo requiere el texto legal arriba indicado, copia auténtica de la sentencia impugnada, condición indispensable para la admisibilidad del recurso; que en dicho expediente sólo existe una copia simple no certificada, así como fotocopia de una sentencia de la que se afirma es la impugnada, no admisible, en principio, como medio de prueba; que, en consecuencia, tales ejemplares del fallo alegadamente atacado no constituyen la copia auténtica a que alude la ley de casación, por lo que el presente recurso resulta inadmisible;

Análisis de Sentencias de la Primera Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia. Boletín Judicial No. 1154

BOLETIN JUDICIAL No. 1154, AÑO 97, VOLUMEN I, ENERO 2007

DESDE LA PAGINA NUMERO 105 HASTA 413

 

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 1

Demanda de Divorcio por la causa determinada de Incompatibilidad de Caracteres.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Falta e Insuficiencia de motivos; Segundo Medio: Falta de base legal, y desnaturalización de los hechos.

Análisis: Aquí la parte recurrente solicitó una prórroga para depositar nuevos de documentos, lo que le fue negado por la Corte a-qua, lo que motivó su recurso ante la Honorable Suprema Corte de Justicia, aduciendo que se le violó el derecho de defensa, de acuerdo a su memorial de defensa que planteo como medios a) Falta e insuficiencia de motivos, y b) Falta de base legal, y desnaturalización de los hechos; La SJC valoró diciendo en sus motivaciones (considerando primero página 109), que la Corte a-qua al obrar así no incurrió como alega el recurrente, por lo que procedió a rechazar dicho recurso, ya que los jueces en virtud del Articulo 49 de la Ley 834-78, que esta misma disposición en grado de apelación no es exigida por lo que concederla o no es una mera facultad del tribunal de alzada.

Además aquí la Suprema Corte de Justicia nos indica que el plazo para apelar una sentencia de divorcio es de dos meses a partir de la notificación de la misma, en virtud de lo establecido en el articulo 16 de la ley 1306-bis, por lo que también debe ser rechazado el segundo medio planteado por el recurrente sobre la desnaturalización de los hechos, o falta de motivación.

 

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 2

Demanda en reparación de daños y perjuicios.

Único Medio: No aplicación del Artículo 2279 del Código Civil, desnaturalización de dicho articulo.

 

“Que el Código Civil establece textualmente en su Art. 2274.- La prescripción, en los gastos expresados, tiene lugar, aunque haya habido continuación de suministros, entregas, servicios y trabajos. No deja de correr, sino cuando ha habido cuenta liquidada, recibo u obligación, o citación judicial no fenecida.”

Análisis: Dicho recurso fue declarado inadmisible por no cumplir con el voto de la ley, es decir, con el Articulo 5 de la Ley de Casación, toda vez, que se debió escribir un memorial suscrito por abogado que contendrá todos los medios en se funda y depositado en la Secretaria General de la Suprema Corte Justicia, en los dos meses de la notificación de la sentencia.

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 3 (Rechazada)

Demanda de Divorcio por la causa determinada de Incompatibilidad de Caracteres.

Medios Invocados: Primer Medio: Falta de ponderación de la pruebas aportadas en el proceso. Segundo Medio:Desnaturalización de los hechos y el derecho.

Análisis: (Recurso tardío o fuera de Plazo) Que la parte recurrente alegó en su memorial de Casación proponiendo comoÚnico Medio: Violación del Articulo 4, párrafo II de la Ley número 1306-bis, sobre Divorcio y contradicción de motivo.

Que como expresamos más arriba en el presente recurso se interpuso dieciséis (16) días después de vencido el plazo (4to. Considerando, Página No. 119), lo que impidió a la Suprema Corte de Justicia examinar el medio de casación propuesto por la parte recurrente, declarando inadmisible dicho recurso.

 

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 4

Demanda en reparación de daños y perjuicios.

Análisis: Que la parte recurrente en su memorial de casación propuso los medios siguientes: a) Falta de Ponderación de la prueba aportadas en el proceso; b) Desnaturalización de los hechos y el derecho.

  1. A) Que el recurrente presentó un desistimiento y que dentro de esos documentos depositó una acta de defunción a lo que la Suprema Corte de Justicia se refiere de esta manera: “la defunción del representante corporativo de una entidad jurídica no la hace desaparecer, ni mucho menos conlleva la disolución de la misma, como erróneamente pretende en la especie la recurrente; que, por tanto, la falta de ponderación del referido documento no vicia, per se, la solución dada al caso por la Corte a-qua, porque los resultados de tal examen resultan inoperantes o inaplicables a la presente cuestión, por lo que el medio analizado carece de fundamento y debe ser desestimado;”
  2. B) Que la recurrida trabó un embargo conservatorio contra el recurrente 60 días después de haber vencido el plazo otorgado por el Juez de Primera Instancia, por lo que dicho procedimiento ejecutorio fue declarado nulo en grado de apelación, que la Corte a-qua, dispuso entregar inmediatamente todos los bienes muebles embargados, ofreciendo así de manera irrevocable “la irregularidad de la ejecución del embargo.
  3. C) Que la sentencia objetada, según se observa en su contenido general, no trae consigo desnaturalización alguna, ni en hecho ni en derecho, como erróneamente sostiene la recurrente en su recurso de casación, por lo que procede desestimar el mismo, por infundado.

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 5 (Casada)

Demanda en resciliación de contrato de venta.

Definición la resciliación o mutuo disenso es un modo de extinguir las obligaciones que consiste en una convención para dejar sin efecto un acto jurídico por mutuo consentimiento de todos los que intervinieron en su celebración.

 

Análisis: Que en su memorial de casación la parte recurrente no identifico ningún medio de casación, y que además interpuso dicho recurso fuera de plazo, es decir, 27 días después de haber tomado el actual recurrente conocimiento de la decisión recurrida, es obvio que el recurso de que se trata a sido interpuesto luego de haberse operado la caducidad para su interposición.

Que la  suprema corte de justicia a establecido que el punto de partida para computar los plazos se inicia a partir de la notificación de la sentencia, que no obstante a ello la Suprema decide casar la sentencia y enviarla ante la Corte de Apelación del Distrito Nacional, en virtud de que no se encontró en el proceso notificación alguna, sino mas bien, que la parte recurrente se entero o tuvo conocimiento en la Secretaria del Tribunal.

 

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 6

Demanda en rescisión de contrato, cobro de alquileres y desalojo.

Medios invocados: Desnaturalización de los hechos; Violación del derecho de defensa; Falta de motivos.

 

Análisis:  Que el recurrente logro demostrarle a tribunal de alzada que el juez a-quo fundamento su fallo en las conclusiones del apelante, limitándose a acogerlas en su dispositivos, sin dar en su sentencia motivo o razón para justificar las mismas, en violación a las disposiciones del articulo 141 del código de procedimiento civil, que impone al juez la obligación de motivar sus sentencias y de hacer constar determinadas menciones consideradas sustanciales, esto es, los fundamentos de hecho y de derecho que le sirvan de sustentación, así como las circunstancias que le han dado origen al proceso…

Que el tribunal determino que la sentencia que se impugno no contiene motivo alguno, ni una relación de los hechos de la causa que permitan a la Suprema Corte de Justicia, como Corte de Casación, determinar si en el caso se hizo una correcta aplicación de la ley, impidiéndole ejercer su facultad de control; por lo que procede la casación de la sentencia impugnada por falta de motivos y de base legal.

Por esa virtud es que nuestra honorable Suprema Corte Justicia ha considerado que cuando una sentencia carece de motivos y de base legal, debe ser casada, como en el presente caso.

 

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 7 (Rechazada)

Demanda en partición de bienes de la comunidad

 

Medios invocados por el recurrente: Falta de base legal; Desnaturalización del articulo 68 del Código de procedimiento civil, 40, 41 y 42 de la ley 834-78, y Articulo 144 del  Código Procedimiento Civil; Falta o Insuficiencia de Motivos.

Análisis: El recurrente alega en su escrito en memorial de casación el Acto de Avenir, no contiene la firma del abogado, pero la Suprema Corte de Justicia, establece que el recurrente no ha probado el agravio que le causó la no firma de los abogados del referido acto de avenir, sin embargo, sostiene nuestro alto tribunal que cuando la nulidad es de orden público no hay que probar el agravio, e inclusive el juez puede pronunciarla de oficio.

Además podemos apreciar en dicha sentencia que la Suprema Corte de Justicia, expresa: “que la obligación de motivar las sentencias impuestas al juez de fondo constituye una garantía para todo litigante, quien tiene el derecho de conocer las razones por las cuales ha perdido su proceso.

La SCJ sostiene también que la  “nulidad por vicio de forma de los actos de procedimiento no pueden ser pronunciada sino cuando quien la invoque pruebe el agravio que le causó la irregularidad.

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 8 (Inadmisible)

Demanda de Desalojo por falta de Pago

Análisis: Violación al Art. 5 de la Ley de Casación: …la parte recurrente no hizo, como manda la ley, ni la enunciación ni la exposición de los medios en que se funda el recurso, ni aún la indicación de los textos legales supuestamente violados por la sentencia impugnada; que tampoco dicho escrito contiene expresión alguna que permita determinar la regla o el principio jurídico que haya sido violado, sino que se ha limitado a ponderar cuestiones de hechos que no son de la procedencia del recurso de casación, articulando por demás agravios no contra la ordenanza impugnada, como es de rigor, sino, por el contrario, contra la sentencia de primer grado;

Que una vez más vemos como muchos abogados desconocen del procedimiento y requisitos para interponer un recurso de alzada, tal como en el caso de la especie que fue declarado inadmisible.

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 9 (Rechazada)

Demanda en concesión de exequátur  de sentencia extranjera.

 

Medio Invocado: Violación Inciso j) del Ordinal 2 del articulo 8 de la Constitución de la República.  Violación al derecho de defensa y al derecho de acceder a los tribunales.

Análisis: De la lectura de la sentencia nos advertimos de que la parte que interpone un recurso debe sostenerlo, toda vez, que como en la especie, la persona que toma la iniciativa (recurrente), no comparece a la audiencia, la Suprema Corte de Justicia considera lo siguiente: “que si el intimante no comparece a la audiencia a sostener los motivos en los que fundamento su recurso de apelación, se pronunciara en su contra el descargo puro y simple de de su recurso, si dicho descargo es solicitado en la audiencia por conclusiones del intimado, como ocurrió en la especie, sin que el Juez esté en ese caso en la obligación de examinar la sentencia apelada.

La presente apreciación por parte de la Suprema Corte de Justicia, motivó el rechazo del recurso.

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 10  (Rechazada)

Demanda Civil en validez de una hipoteca judicial provisional

Medios Invocados: Falta de Base Legal; Desnaturalización de las pruebas; Falta de estatuir.

Análisis: El recurrente utilizó en su memorial de Casación  artículos del Código de Procedimiento Civil ya derogados y por lo tanto no tienen vínculos con el procedimiento que nos ocupa.

Como también el recurrente señala aspectos sobre la falsedad de un documento, pero deja en el limbo a la Suprema Corte de Justicia al no especificarle o señalarle el instrumento de referencia y cuáles son las implicaciones de su incidencia en la suerte final del proceso, por lo que, es necesario su desistimiento o invalidez de su segundo medio.

Finalmente, el recurrente alega falta de estatuir, pero la Suprema Corte de Justicia, sostiene, que en sentido general, salvo antes señalado, la decisión cuestionada contiene una exposición completa de los hechos del proceso, sin desnaturalización alguna de los mismos, ni adolece de los vicios alegado por el recurrente, lo que le ha permitido a esta corte de casación comprobar que el presente caso se hizo una correcta aplicación de la ley y del derecho, por lo que procede rechazar el recurso de que se trata.

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 11  (Rechazada)

Demanda en partición.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Ausencia de base legal; Segundo Medio: Errónea aplicación del artículo 483 del Código de Procedimiento Civil.- Falta de aplicación de los textos legales que regulan los plazos de la revisión civil; Tercer Medio:Falta de la constatación de las condiciones de admisibilidad del recurso de revisión civil; Cuarto Medio: Insuficiencia e incongruencia de motivos

Análisis: Que en la sentencia que nos ha tocado interpretar la misma nos enseña sobre el procedimiento de la revisión civil, a pesar de tratar otros medios que también son ponderados en el presente trabajo mas adelante. Veamos:

…que la sentencia del 14 de diciembre de 1993, cumplía con el voto del artículo 480 del Código de Procedimiento Civil, pues este artículo permite el recurso de revisión civil contra las sentencias contradictorias pronunciadas en último recurso por los tribunales o juzgados de primera instancia o de apelación, esto es, cuando esas decisiones no sean susceptibles de recurso ordinario, que fue lo ocurrido en la especie;

Aquí nuestro más alto tribunal nos indica los requisitos para la revisión civil: …requisito indispensable para ejercer el mencionado recurso extraordinario, que el asunto no pueda ser impugnado por la vía de la apelación o la oposición, pudiendo intentarse en los casos siguientes:

1.- Contra las sentencias de la corte de apelación, que son generalmente dictadas en última instancia;

2.- Contra las sentencias de los juzgados de primera instancia, tanto en los casos en que deciden sin apelación, esto es, en instancia única, en materia civil o comercial, como en los casos en que deciden sobre apelación contra fallos del juez de paz, esto es, en última instancia;

3.- Contra las sentencias del juez de paz, en los casos en que deciden sin apelación, esto es, en única instancia y,

4.- Las sentencias en defecto no susceptibles de oposición; que, como se observa, es de principio que la posibilidad de que exista algún recurso ordinario para atacar la decisión intervenida, sea el de apelación o el de oposición, excluye y suprime necesariamente el recurso extraordinario de la revisión civil;

Por otro lado la Suprema Corte de Justicia, nos da una definición de este recurso:

…es un recurso extraordinario mediante el cual se impugna una sentencia dictada en única o en última instancia, a fin de hacerla retractar, sobre el fundamento de que el tribunal ha incurrido en errores o se han cometido irregularidades que no le son imputables; que, en ese tenor, si bien es cierto que dicho recurso constituye una limitante a la autoridad de cosa juzgada incursa en una sentencia obtenida injustamente y viciada de errores, no menos cierto es que por tener tal limitación un carácter excepcional, ese recurso sólo puede ser empleado como medio de impugnación de ciertas sentencias, en los plazos y formas taxativamente determinados por la ley;

De acuerdo a la suprema a partir de cuándo debe notificarse la revisión civil. …la legislación que regula el recurso de revisión respecto al momento en que empieza a transcurrir el plazo para interponer el mismo, está plasmado en el artículo 483 del Código de Procedimiento Civil, el cual dispone que Ala revisión civil se notificará con emplazamiento a las personas mayores de edad en los dos meses siguientes al día de la notificación de la sentencia impugnada, a persona o domicilio; que este artículo no permite interpretación alguna respecto al momento en que puede interponerse el recurso de revisión, sino que es categórico al expresar que se debe hacer en los dos meses a partir de la fecha en que la sentencia impugnada en revisión es notificada, y no como erróneamente aduce la parte recurrente de que ese plazo comenzó su curso en la especie a partir de la fecha en que intervino la sentencia de la Suprema Corte de Justicia el 1ro. de julio de 1998, que, según su criterio, cerró las vías ordinarias de recursos dando carácter de cosa juzgada a la sentencia de primer grado, pues esta errónea interpretación la hace la recurrente sobre el erróneo fundamento de que el recurso de revisión es admisible contra una sentencia que aunque en sus inicios no fue pronunciada en última instancia, adquiere este carácter por el hecho de haberse agotado las vías ordinarias de recursos, lo cual, como se indicó al analizar el primer medio, carece de fundamento y de sustentación jurídica;

Nos hemos enfocado en el análisis de la sentencia que mas arriba se describe, en los aspectos propios de la revisión civil, por su importancia y transcendencia en el procedimiento civil dominicano, que es una herramienta que nos permite después que una sentencia haya adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, cuestionarla o señalar los vicios o errores que contenga la misma.

SENTENCIA DEL 10 DE ENERO DEL 2007, No. 12  (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos

 

 

Medios Invocados: Violación de Derecho de Defensa; Violación del Articulo 49 de la Ley No. 834 de fecha 15 de Julio de 1978; Violación del Articulo 141 del Código de Procedimiento Civil.

Análisis: El recurrente no compareció a la audiencia a sostener los motivos en que fundamentó su recurso. Recurso rechazado.

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 13  (Rechazada)

Recurso de Impugnación (Homologación y aprobación de un contrato de cuota litis)

 

Único Medio: Motivos erróneos, contradictorios, confusos u oscuros, equivalente a la falta de los mismos. Fallo extra petita. Exceso de poder. Errónea aplicación al caso de los artículos 8, párrafo 2, literal j), 46 de la Constitución de la República; de los artículos 9 y 11 de la Ley núm. 302 de 1964. Omisión de estatuir. Desnaturalización de los hechos de ley y el derecho. Falta de base legal.

Análisis: Los recurrentes del presente recurso de impugnación tenían en sus manos un poder de cuota litis como consecuencia de un procedimiento de divorcio entre “A” y “B” consistente en un 15% por ciento sobre el valor total de los bienes de la parte recurrida (“B”), y que el mismo fue aprobado mediante auto por el Juez de Primer Grado de Santiago, pero que este obvio otros bienes estipulado en US$170,000.00 dólares de los Estados Unidos de América.

La Suprema Corte de Justicia ha considerado en el presente caso que el auto que homologa un contrato de cuota litis sólopuede ser atacado mediante las acciones de derecho común correspondientes, y no por el recurso de impugnación previsto en el artículo 11 de la ley 302 sobre los honorarios de los abogados. Por estas razones el recurso fue rechazado.

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 14  (Rechaza)

Solicitud de Aprobación de Gastos y Honorarios

 

Medios Invocados: Primer Medio: Falta de motivos, artículo 142, de la Ley 834, de 1978; Segundo Medio: Violación al derecho de defensa artículo 8 de la Constitución de la República;

Análisis: Falta de comparecencia, veamos como así lo expresa nuestra Suprema

Corte de Justicia:

Considerando que si el intimante no comparece a la audiencia a sostener los motivos en los que fundamentó su recurso de apelación, se pronunciará en su contra el descargo puro y simple de su recurso, si dicho descargo es solicitado en la audiencia por conclusiones del intimado, como ocurrió en la especie, sin que el juez esté en ese caso en la obligación de examinar la sentencia apelada;

Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que la parte recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida Francisco Fernández y Porfirio Fernández del recurso de apelación interpuesto por Julio Cortes Pares, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 15  (Inadmisible)

Demanda en Cobro de Pesos

 

Medio Invocado:  a) Desconocimiento del artículo 28 de la Ley núm. 834, del 15 de julio de 1978; b) Violación a los artículos 35 y siguientes de la Ley 834 de 1978; c) Desconocimiento y falsa interpretación de los documentos de la causa; d) Violación al derecho de defensa, artículo 8 de la Constitución; e) Violación a los artículos 402 y 403 del Código de Procedimiento Civil por desconocimiento de la ley;

Analisis: El presente recurso fue declarado inadmisible por haber sido interpuesto cincuenta (50) días después  de emitido el referido auto dictado por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia; que, en consecuencia, el mismo fue realizado fuera del plazo prescrito por el artículo 7 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, anteriormente transcrito, motivo por el cual resulta inadmisible por caduco el presente recurso. El plazo es de 30 días previsto en el artículo 7 de la Ley de Casación.

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 16 (Inadmisible)

Demanda en Cobro de Pesos.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Desnaturalización de los hechos, pruebas y circunstancias de la causa. Falsa aplicación del derecho; Segundo Medio: Falta e insuficiencia de motivos. Violación del artículo 141, de nuestro Código de Procedimiento Civil;

Análisis: Que el párrafo II, del artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, dispone que el recurso de casacióndebe interponerse por medio de un memorial suscrito por abogado, que contendrá todos los medios en que se funda y quedeberá ser acompañado de una copia auténtica de la sentencia que se impugna;

Que del examen del expediente se advierte que el recurrente, junto al memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, no incluyó, como lo requiere el texto legal arriba indicado, copia auténtica de la sentencia impugnada, condición indispensable para la admisibilidad del recurso; que en dicho expediente sólo existe fotocopia de una sentencia de la que se afirma es la impugnada, no admisible, en principio, como medio de prueba;

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 17  (Rechazada)

Demanda en resiliación de contrato de Alquiler y Desalojo

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación a las reglas sobre apoderamiento y designación de juez trazada por el artículo 163 de la Ley 821 del 21 de noviembre de 1927. Violación a la letra “B” de la Ley Orgánica de la Suprema Corte de Justicia núm. 25-91. Falta de estatuir. Violación al artículo 6 del Código Civil Dominicano. Violación del artículo 2 en sus párrafos I y II de la Ley 50-00 de julio del 2000. Falsa y errada aplicación de los artículos 28, 29 y 30 de la Ley 834 de julio del 1978 sobre la conexidad y sus rigores para disponerla; Segundo Medio: Errada interpretación del carácter preparatorio de la sentencia recurrida en violación del artículo 452 del Código de Procedimiento Civil Dominicano. Contradicción en la sentencia recurrida entre sus motivos y su dispositivo. Falta de motivos. Falta de base legal;

 

Análisis: En el desarrollo del primer medio de casación, la recurrente, en lugar de señalar los agravios contra la sentencia impugnada, como es de rigor, se dirige a la sentencia dictada por el tribunal de primer grado; que tales agravios resultan inoperantes por no estar dirigidos contra la sentencia objeto del presente recurso de casación por lo que dicho medio carece de pertinencia y debe ser desestimado.

Que al tratarse de una sentencia preparatoria como lo es el presente análisis,  que de conformidad con el artículo 452 del Código de Procedimiento Civil se reputan preparatorias las sentencias que ordenan una medida para la sustentación de la causa, y para poner el pleito en estado de recibir fallo definitivo como lo es la comunicación de documentos concedida a las partes en causa;

Veamos que dice nuestro Tribunal de Alzada, en la página 218, primer considerando: “…que ha sido juzgado que cuando la sentencia recurrida es preparatoria porque no prejuzga el fondo del asunto, el recurso contra ella interpuesta es inadmisible si éste no es intentado conjuntamente contra la sentencia sobre el fondo; que al decidir la Corte a-qua declarar inadmisible el recurso de que se trata por haberse incoado contra una sentencia preparatoria, actuó conforme a derecho, por lo que el medio que se examina carece de fundamento y debe ser desestimado, y con ello el presente recurso de casación”.

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 18  (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al derecho de defensa; Segundo Medio: Violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil;

 

Análisis: La parte recurrente en el presente recurso, a pesar de haber puesto recurso de apelación contra la sentencia de primer grado, no compareció a sostener sus pretensiones, por lo que fue declarado el defecto en su contra, con descargo puro y simple a la parte recurrida.

 

Razón por la cual la Suprema Corte de Justicia entendió que la Corte a-que hizo una correcta aplicación de la ley, rechazando el recurso del recurrente y condenándolo al pago de las costas del procedimiento en beneficio del abogado del recurrente.

 

Página No. 222 Último Considerando dice textualmente: “que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por los recurrentes, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.”

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 19  (Casada)

Demanda en Rescisión de Contrato, Cobro de Alquileres y Desalojo

 

Medios Invocados: Primer Medio: Desnaturalización de los documentos, falta de base legal; Segundo Medio: Falsa interpretación de la sentencia apelada. Falta de base legal; Tercer Medio: Violación de la ley, es decir, al artículo 1242 del Código Civil. Falta de base legal; Cuarto Medio: Violación a la ley, a las reglas de competencia de orden público y al artículo 1242 del Código Civil;

 

Análisis: Primero: Que se  trata demanda en Rescisión de Contrato, Cobro de Alquileres y Desalojo, donde intervienen la parte recurrente, la recurrida y la intervención voluntaria.

Segundo: Que la SCJ expresa que el recurrente se limita a exponer que no está de acuerdo con los términos de la sentencia apelada, pero no hace una delimitación precisa de sus alegatos y más aún, cuando el recurrente no pudo destruir o contravenir las pruebas aportadas en su contra.

Tercero: Que en tal virtud la Corte a-qua estaba obligada a estatuir en hecho y en derecho sobre todas las cuestiones suscitadas, en la primera jurisdicción, lo que no ocurrió en la especie;

 

Y finalmente la SCJ sobre el asunto dice: “…que en tales condiciones es obvio que la Suprema Corte de Justicia no ha podido ejercer su control y decidir si la ley ha sido bien o mal aplicada, por lo que ha incurrido en el vicio de falta de base legal y por tanto debe ser casada sin necesidad de ponderar los demás medios de casación”.

 

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 20  (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos.

 

Medio Invocado: Único Medio: Falta de base legal, fundamentado en motivos insuficientes, imprecisos, tergiversación de los hechos de la causa, y violación del articulo 5 del Código Civil;

 

Análisis: Que en el tribual a-quo se depositó COPIA DE LA SENTENCIA recurrida, hecho confirmado por la honorable Suprema Corte de Justicia en unos de sus considerando (Página No. 235, 3er Cons.), pero  las partes en causa NO DEPOSITARON, COMO ERA SU DEBER, el recurso de apelación y la COPIA AUTÉNTICA DE LA SENTENCIArecurrida, situación esta que le impedía conocer el sentido y alcance de la decisión impugnada; que las partes en causa tuvieron oportunidad suficiente ante la Corte a-qua para depositar las piezas y documentos que estimaran convenientes, y, rigurosamente el recurso y la sentencia impugnada, pues ante dicho tribunal fueron celebradas cuatro (4) audiencias en las que fueron concedidas las medidas de comunicación y prórroga de documentos, y no lo hicieron, concluyendo ambas partes al fondo en la última audiencia celebrada.

Que además el no depósito del recurso de apelación impedía al tribunal a-qua analizar los méritos de su apoderamiento por no tener constancia de su existencia; que la ponderación del recurso depende de que los agravios puedan ser verificados, lo que no es posible si no se tiene a la vista dicho documento.

Todo lo explicado más arriba llevó al ánimo de los Magistrados del Alto Tribunal a determinar que dicho recurso carece de fundamento y debió ser desestimado.

 

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 21  (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos y Validez de embargo retentivo.

 

Medios Invocados: Único Medio: Violación al principio constitucional consagrado en el artículo 8, numeral 2, inciso J, de la Constitución de la República Dominicana;

 

Análisis: Que los recurrentes fueron condenados en defecto en primer grado, es decir, la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santiago,  y en grado de apelación lo que ocurrió lo mismo fueron declarado en defecto de nuevo, como dato curioso, por falta de concluir de su abogado constituido y apoderado especial.

La sorpresa más grande fue que tampoco comparecieron ante la honorable Suprema Corte de Justicia, a sostener los motivos en que fundamentó su recurso. La parte recurrida perfectamente solicitó lo siguiente: “Solicitando el descargo puro y simple del recurso de apelación”;

Por lo tanto concluyó esta pretensión (recurso) como sigue: “Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que laCorte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida Banco Popular Dominicano, C. por A., del recurso de apelación interpuesto por Felipe Francisco López y Julio Felipe Sued Espinal, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 22  (Rechazada)

Demanda en devolución de dineros y reparación de daños y perjuicios.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Falta de base legal e insuficiencia de motivos; Segundo Medio: Violación a la Ley; Tercer Medio: Violación al artículo 1315 del Código Civil; Cuarto Medio: Desnaturalización de los hechos;

 

Análisis: Que al tratarse de una oposición ante una entidad bancaria entre unos de los cónyuges, es decir, unos de ellos impide mediante este procedimiento que el otro tome todo el dinero depositado por ambos.

Que más adelante se realiza el levantamiento de la oposición voluntaria, pero el banco no hace entrega del dinero, es por esto que la Suprema se expresa de esta manera: “…si bien es cierto que el levantamiento de una oposición voluntaria da lugar a la entidad bancaria ante quien se ha realizado la oposición a que esta pueda desembolsar válidamente los valores retenidos que le son requeridos por el titular de los mismos, no menos cierto es que este desembolso sólo es posible a partir del momento en que ha ocurrido el levantamiento de la oposición, de lo contrario compromete su responsabilidad civil”.

También la sentencia atacada  porque la parte recurrente expresa que se violó el principio de inmutabilidad del proceso, toda vez, que la parte recurrida en su demanda inicial solicitó una indemnización de RD$60,000.00 y en grado de apelación RD$500.000.00, es decir, que solicitó un aumento de la indemnización, lo que la Suprema evaluó como correcto.

Veamos la primera parte del considerando de la página No. 250: “…que en cuanto a lo que sostiene la parte recurrente de que en el caso hubo violación al principio de inmutabilidad del proceso esta Corte de casación, por un examen de la sentencia impugnada, ha verificado que la parte recurrida en sus conclusiones en segundo grado no varió el objeto de la demanda, sino que solicitó un aumento en el monto de la indemnización, que en modo alguno cambia el objeto y causa de su demanda, máxime si se toma en cuenta que entre la demanda introductiva y la instancia en apelación el valor del dinero y los daños y perjuicios experimentados han variado, lo que es permitido alegar conforme a lo dispuesto en el artículo 464 del Código de Procedimiento Civil, que, entre otras cosas, expresa que AY los litigantes en la segunda instancia podrán reclamar intereses, réditos y alquileres y otros accesorios, vencidos desde la sentencia de primera instancia, así como los daños y perjuicios experimentados desde entonces”.

 

Podemos aprender de esta sentencia que en una que en una demanda en reparación de daños y perjuicios, el vínculo de causalidad entre el daño y la falta se justifica precisando los hechos de los cuales se infiere la responsabilidad resultante, y que los daños causados fueron producto de un proceso largo generador de angustias y gastos procesales; que se ha prolongado por más de once años.

Que al tratarse de una oposición ante una entidad bancaria entre unos de los cónyuges

 

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 23  (Casada)

Demanda en Extinción de Plazos

Medio Invocado: (La SCJ no pudo determinar los motivos invocados, pero casa dicho recuro)

 

Analisis: Que la Corte a-qua no motivó de manera precisa para justificar su dispositivo, por lo que dicha sentencia fue casada.

La suprema se refiere así: …que la sentencia judicial debe bastarse a sí misma, en forma tal que contenga en sus motivaciones de manera clara y precisa para justificar su dispositivo, una relación completa de los hechos de la causa y una correcta aplicación del derecho, que permita a las partes envueltas en el litigio conocer cabalmente cual ha sido la posición adoptada por el tribunal en cuanto al asunto, y por consiguiente, la suerte del mismo.

 

 

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 24  (Rechazada)

Demanda de Divorcio por la causa determinada de Incompatibilidad de Caracteres.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación de los artículo 61, 82, 170, 171, 178 y 181 de la Ley núm. 136-03; Segundo Medio: Error en la apreciación de los hechos. Desnaturalización de los hechos. Falta de base legal. Como consecuencia de lo anterior: Violación a los principios de la Ley núm. 136-03: I) Principio I Objeto de la Ley; II) Principio IV de la Igualad y no Discriminación de los Niños, Niñas y Adolescentes;

 

Análisis: Que aunque se trata de una demanda de divorcio, pero del estudio de la misma nos advertimos que los planteamientos que se hacen versan sobre la pensión alimenticia de una menor que en primer grado es fijada en RD$35,000.00 y que en segundo grado es de US$3,900.00, porque dentro de los medios de prueba aportado por la recurrida existe un recorte del periódico “Listín Diario” en su edición digital del 13 de diciembre del 2003 que da cuenta del dicho contrato logrado por el recurrente con el mencionado club, con un valor de US$13.1 millones por tres años.

Que la Corte a-qua para llegar a las conclusiones con relación al monto de la pensión alimenticia puso en estado de igualdad el primogénito del anterior matrimonio del hoy recurrente con el procreado con la recurrida, bajo el alegato que vive en los Estados Unidos que recibe beneficios (pensión alimenticia) por encima de la menor de la hoy recurrida, lo cual de manera bien concienzuda reprochó la Suprema a la Corte a-qua, refiriéndose a: …que la Ley núm. 136-03 consagra entre sus principios, como derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes el de la igualdad y no discriminación y el de que todos los hijo gozaran de iguales derechos y calidades ya sean adoptados, nacidos de una relación consensual o de matrimonio.

Además podemos llegar a la misma conclusiones que plantea la honorable Suprema Corte de Justicia que el tribunal no puede aplicar la ley sin tomar en cuenta para fijar la pensión, factores tales como edad, estatura, peso, salud, costo de la vida, etc, los cuales pueden aumentar o no los gastos en que se incurre; que para fijar una pensión de alimentos, el tribunal apoderado tiene que seguir criterios y parámetros objetivos que se desprendan de las pruebas aportadas y no de presunciones abstractas e infundadas, como ha ocurrido en el caso; que la propia ley cuando se refiere a certificaciones de ingresos, declaraciones de impuesto, indica a título de enunciación la pruebas en que se debe basar el tribunal para establecer el monto necesario para cubrir las necesidades básicas del menor conforme la capacidad económica del responsable; que el tribunal no puede igualar los gastos de un menor que por múltiples razones resida en lugares donde el costo de la vida sea mayor, con los gastos en que incurre su hermana que reside en lugares de más bajo costo de vida; que las necesidades de los menores no pueden ser ajenas a la realidad que los circunda y necesidades distintas no implica que ambos menores no tengan iguales derechos.

La verdad que la Suprema Justificó el monto dicho monto (Lo que fijó la Corte a-qua) rechazando el recurso de casación, advirtiendo que los que los jueces del fondo son soberanos para apreciar los hechos de la causa y contrario a lo expresado por el recurrente en su memorial, el tribunal estableció en esa suma la pensión que le acordó teniendo en cuenta la capacidad económica del padre y las necesidades de la menor, en base, tal y como expresó en la sentencia impugnada, a las pruebas aportadas, por lo que no ha incurrido en violación alguna a la ley que haga merecer la casación de la sentencia; que por tanto procede rechazar el presente recurso.

 

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 25  (Inadmisible)

Recurso de Apelación

 

Medio Invocado: Único Medio: Desnaturalización de los hechos de la causa. Exceso de Poder, por denegación de Justicia. Violación al derecho de defensa;

 

Análisis: Que la recurrente planteó la propuesta de un informativo testimonial, cuyo pedimento fue rechazado por la Corte a-qua, lo que motivó el presente recurso de casación.

Que la decisión impugnada tiene carácter puramente preparatorio, y por tanto, no es susceptible de ser atacada en casación sino sobre la sentencias de fondo. El último párrafo del articulo 5 de la Ley de Casación establece que: “no se puede interponer recurso de casación sobre las sentencias preparatorias, sino después de las sentencias definitivas”.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 26 (Inadmisible)

Demanda en Cobro de Alquileres, rescisión de contrato de inquilinato y desalojo.

 

Análisis: Falta de Medios en que se funda el recurso, significando con ello, que el recurrente NO cumplió con los requisitos de rigor para el recurso de Casación, que en la presente sentencia son:

  1. a) El recurso de casación se interpondrá con un memorial suscrito por abogado, que contendrá todos los medios en se funda.

  1. b) Un desarrollo de manera sucinta y que explique en qué consisten las violaciones de la ley y los principios jurídicos invocados.

En el presente caso la Suprema lo declaró inadmisible por la condiciones que previamente señalamos, es decir, los resultados fueron negativos.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 27  (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al artículo 10 de la Constitución de la República. Violación a los artículos 61, 68 y siguientes del Código de Procedimiento Civil; Segundo Medio: Violación al artículo 8, numeral 2, literal j de la Constitución de la República, que instituye el Derecho a la Defensa y al Debido Proceso; Tercer Medio: Violación al artículo 1315 del Código Civil Dominicano. Falta de motivos y base legal;

Análisis: Que el hoy recurrente planteó en primer grado el sobreseimiento, es decir, la suspensión, interrupción o cancelación de la instancia, también solicitó algún medio de inadmisión de la demanda. (Las razones fueron explicadas en primer grado, no figuran en la sentencia de la suprema). En primer grado fue condena a pagar las pretensiones de la parte hoy recurrida, lo que motivó su recurso de apelación y al cuál no compareció.

Que si el intimante (hoy recurrente) no comparece a la audiencia a sostener los motivos en los que fundamentó su recurso de apelación, se pronunciará en su contra el descargo puro y simple de su recurso, si dicho descargo es solicitado en la audiencia por conclusiones del intimado, como ocurrió en la especie, sin que el juez esté en ese caso en la obligación de examinar la sentencia apelada.

La suprema estableció lo siguiente: “Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por los recurrentes, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.” Pag. 279.

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 28  (Inadmisible)

Demanda en rescisión de contrato, cobro de alquileres y desalojo.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación del derecho de defensa y las disposiciones del artículo 8, ordinal 2) letra j) de la Constitución de la República (principio de contradicción); Segundo Medio: Falta de base legal; Tercer Medio: Exceso de poder;

 

Analisis: Que a pesar de la demanda que se trata la recurrente no incluyó, como lo requiere el texto legal arriba indicado,copia auténtica de la sentencia impugnada, condición indispensable para la admisibilidad del recurso; que en dicho expediente sólo existe fotocopia de una sentencia de la que se afirma es la impugnada, no admisible, en principio, como medio de prueba. Por lo que fue declarado inadmisible.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 29 (Inadmisible)

Demanda en rescisión de contrato, cobro de alquileres y desalojo

 

Análisis: No se invocaron los medios para sustentar el recurso, que de conformidad con lo que dispone el artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación en los asuntos civiles y comerciales el recurso de casación se interpondrá con un memorial suscrito por abogado, que contendrá todos los medios en que se funda. Que para cumplir con el voto de la ley no basta la simple enunciación de los textos legales y de los principios jurídicos cuya violación se invoca; que es indispensable que el recurrente desarrolle, en el memorial introductivo del recurso, los medios en que lo funda y que explique en qué consisten las violaciones de la ley y los principios jurídicos invocados.

Que en el presente caso el recurrente no ha motivado, ni explicado en qué consisten las violaciones de la ley, limitándose simplemente a invocar una violación al derecho de defensa, lo que constituye una motivación insuficiente que no satisface las exigencias de la ley, por lo que en tales condiciones el recurso de casación de que se trata deviene inadmisible.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 30 (Casada)

Demanda de Divorcio por la causa determinada de Incompatibilidad de Caracteres.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al artículo 2, letra b, de la Ley núm. 1306-bis, del 21 de mayo de 1937, sobre Divorcio.- Violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, en combinación con el artículo 1315 del Código Civil.- Falta de base legal; Segundo Medio: Violación al artículo 1315 del Código Civil.- Violación de la Ley 126-02, sobre Comercio Electrónico, Documentos y Firmas Digitales, en su Título II, especialmente los artículos 5 y 6 de dicha ley.- Violación al Decreto núm. 335-03, sobre el Reglamento General de aplicación de dicha 126-02.- Violación del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, en otro aspecto;

 

Análisis: Que el demandante original, ahora recurrido, estaba en el deber de probar los hechos y circunstancias que caracterizaran la causa de divorcio por incompatibilidad de caracteres enunciada por él en su demanda y no lo hizo, ni en primer grado ni ante la Corte a-qua, puesto que no sometió al debate ningún elemento de prueba, ni testigos ni documentos por medio de los cuales se pudiera establecer dicha causa de divorcio, por lo cual la hoy recurrente solicitó una y otra vez que fuera rechazada su demanda por absoluta falta de pruebas, como figura en el ordinal segundo de la página 3 de la sentencia cuya casación se está pidiendo, donde concluyó solicitando el rechazamiento de la demanda, por no probarse la incompatibilidad de caracteres, ya que en el expediente no existen pruebas de desavenencias conyugales de ninguna magnitud, ni tampoco prueba de que se haya generado un estado de perturbación social como consecuencia de haber transcendido al público un estado de cosas absolutamente insoportable para ambos cónyuges, incurriendo así la Corte a-qua en la violación del artículo 2, letra b, de la Ley 1306-bis, sobre Divorcio, del artículo 1315 del Código Civil, y, finalmente, del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, al fallar sin responder las conclusiones de la exponente antes señaladas, así como en falta de base legal por total carencia de motivos, sin especificar los hechos o acontecimientos que supuestamente produjeron la incompatibilidad de caracteres invocada por la parte recurrida, termina la secuencia de agravios formulada en el medio de que se trata.

Que la esposa demandada, hoy recurrente, no ha aportado los elementos de prueba legales que fundamentan sus conclusiones.

La Corte a-qua, por cuanto no establece en su fallo, ni se deduce de la decisión de primer grado adoptada por dicha Corte, según se ha dicho, los hechos precisos y determinantes de las desavenencias, el desamor y la falta de consideración alegadamente existente entre los esposos en causa, ni señala la fuente probatoria de donde extrajo esas aseveraciones, ni tampoco expone puntualmente, como acertadamente denuncia la actual recurrente, si los hechos cuya magnitud configuran la aducida incompatibilidad de caracteres transcendieron al público, a los vecinos y circundantes de los esposos, como causa de perturbación social, elemento justificativo vital para motivar el divorcio por esa causa; que, en razón de que la sentencia atacada, y el fallo de primer grado que adopta, omiten establecer de manera precisa esos hechos, esta Corte de Casación ha podido verificar los vicios y violaciones denunciados por la cónyuge recurrente, así como la alegada falta de base legal, caracterizada por una exposición defectuosa e incompleta de los hechos del proceso, que le impide a esta Suprema Corte de Justicia comprobar si en la especie la ley ha sido bien o mal aplicada, por lo que procede casar la sentencia objetada, sin necesidad de examinar el otro medio de casación propuesto.

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 31  (Rechaza)

Demanda de Divorcio por la causa determinada de Incompatibilidad de Caracteres.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación del literal J, numeral 2 artículo 8 de la Constitución de la República Dominicana y del Artículo 4 de la ley 1306 Bis; Segundo Medio: Desnaturalización de los hechos de la causa; Tercer Medio: Violación de reglas aplicable al debido proceso y fallo ultrapetito;

 

Análisis: Que el Tribunal de Primer Grado, falló ultrapetita, es decir, mas allá de lo que las partes solicitaron,  (lo hace sin que ninguna de las partes, pidiera la inadmisión, como incidente formal y sin que fuera de discusión entre las partes)  y además la sentencia dictada por el juez de primer grado constituye una sentencia de carácter preparatorio, pues el juez solo se ha limitado a ordenar una comunicación recíproca de documentos, otorgar sendos plazos y ha fijar una nueva audiencia;que este tipo de sentencias no resuelve ningún punto contencioso entre las partes ya que la misma no prejuzgaba ni resolvía el fondo del asunto y por tanto no podía interponerse contra ella recurso de apelación sino conjuntamente con la sentencia al fondo; que al decidir la Corte a-qua en la forma en que lo hizo ha actuado conforme a derecho, sin incurrir en las violaciones denunciadas por el recurrente, por lo que los medios de casación que se examinan deben ser desestimados y con ello el presente recurso de casación.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 32  (Rechazada)

Procedimiento de Embargo Inmobiliario

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al derecho de defensa, artículo 8, numeral 12, ordinal j), de la Constitución de la República; Segundo Medio: Violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; Tercer Medio: Violación al artículo 156 de la ley 6186 de Fomento Agrícola;

 

Análisis: La sentencia analizada nos indica que se trata de un procedimiento embargo inmobiliario, que el proceso mediante el cual se produjo la adjudicación se desarrollo sin incidentes, de lo que resulta que la decisión adoptada al afecto tiene un carácter puramente administrativo pues se limita a dar constancia del transporte a favor del persiguiente, del derecho de propiedad del inmueble subastado, y por lo tanto, no es susceptible de los recursos instituidos por la ley, sino de una acción principal en nulidad;

 

Es bueno destacar que la sentencia impugnada, constituye una sentencia de adjudicación en un procedimiento de embargo inmobiliario, por lo que tratándose de una decisión de carácter puramente administrativo, no es susceptible de recurso alguno, sino de una acción principal en nulidad cuyo éxito dependerá de que se establezca y pruebe, que un vicio de forma se ha cometido al procederse a la subasta, en el modo de las pujas, o que el adjudicatario ha descartado a posibles licitadores valiéndose de maniobras tales como dádivas, promesas o amenazas o por haberse producido la adjudicación en violación a las prohibiciones del articulo 711 del Código de Procedimiento Civil; que por lo antes expuesto, el recurso de que se trata resulta inadmisible.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 33 (Inadmisible) 

Demanda en Cobro de Pesos y validez de Hipoteca Judicial

 

Medio Invocado: Único Medio: Falta de motivos verdaderos y de base legal. Violación del derecho de defensa y de los artículos 141 del Código de Procedimiento Civil y 1315 y 2209 del Código Civil y desnaturalización de los hechos y documentos de la causa.

 

Analisis: Que del examen del expediente se advierte que el recurrente, junto al memorial de casación depositado en la Secretaría General de la Suprema Corte de Justicia, no incluyó,  copia auténtica de la sentencia impugnada, condición indispensable para la admisibilidad del recurso; que en dicho expediente sólo existe fotocopia de una sentencia de la que se afirma es la impugnada, no admisible, en principio, como medio de prueba.

El requisito que no cumplió el recurrente violando así lo establecido en párrafo II, del artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, dispone que el recurso de casación debe interponerse por medio de un memorial suscrito por abogado, que contendrá todos los medios en que se funda y que deberá ser acompañado de una copia auténtica de la sentencia que se impugna.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 34 (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Falta de base legal violación al articulo 77 del  Código de Procedimiento Civil, modificado por la Ley 845 del 15 de Julio del 1978; Segundo Medio: Violación al derecho de defensa.

 

Análisis: El hoy recurrente no compareció ante Corte a-qua, por lo que la recurrida solicitó que se pronuncie el descargo puro y simple.

Que hemos aprendido que cuando una persona eleva un recurso por ante la Corte de Apelación y no comparece a sostener los motivos en los que fundamento de su recurso de apelación, se pronuncia en su contra el descargo puro y simple, como ocurrió en el presente caso, dando razones suficientes a la Corte para fallar como lo hizo en una correcta aplicación de la ley, por lo que, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.

 

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 35 (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación de derecho de defensa comparecencia del apelante o intimante; Segundo Medio: Falta de motivos y falta de ponderación de los hechos.

 

Análisis: El recurrente quien pretende el beneficio del recurso de casación, no fue o no asistió a la audiencia de primer grado, ni tampoco se presentó ante la Corte.

Que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por los recurrentes, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.  

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 36 (Inadmisible)

Procedimiento de Embargo Inmobiliario

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al artículo 8, literal 2, ordinal j), de la Constitución de la República; Segundo Medio: Violación al artículo 443 del Código de Procedimiento Civil; Tercer Medio: Violación del artículo 147 del Código de Procedimiento Civil.

Análisis: La sentencia impugnada revela que la misma es el resultado de un procedimiento de embargo inmobiliariomediante el cual los inmuebles descritos fueron adjudicados al Banco Popular Dominicano, C. por A.; que el proceso mediante el cual se produjo la adjudicación se desarrollo sin incidentes, de lo que resulta que la decisión adoptada al afectotiene un carácter puramente administrativo pues se limita a dar constancia del transporte en favor del persiguiente, del derecho de propiedad del inmueble subastado, y por tanto, no es susceptible de los recursos instituidos por la ley, sino de una acción principal en nulidad.

 

Por lo que tratándose de una decisión de carácter puramente administrativo, no es susceptible de recurso algunoEl recurso de que se trata resulta inadmisible.

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 37  (Inadmisible)

Demanda en reparación de Daños y Perjuicios

 

Análisis: No motivó dicho recurso. Que de conformidad con lo que dispone el artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación en los asuntos civiles y comerciales el recurso de casación se interpondrá con un memorial suscrito por abogado, que contendrá todos los medios en que se funda.

 

Que en el presente caso el recurrente no ha motivado, ni explicado en qué consisten las violaciones de la ley, limitándose simplemente a hacer una limitada narración de los hechos del proceso, sin articular un razonamiento jurídico o texto preciso lo que constituye una motivación insuficiente que no satisface las exigencias de la ley, por lo que en tales condiciones el recurso de casación de que se trata deviene inadmisible.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 38  (Casada)

Demanda en cobro de pesos.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Errónea interpretación de las pruebas y del artículo 1315 del Código Civil. Desnaturalización de los hechos. Falta de motivos y falta de base legal; Segundo Medio: Falta de motivos. Falta de ponderación de las conclusiones de la parte recurrida. Violación al artículo 141 del Código de Procedimiento Civil. Violación al sagrado derecho de defensa. Falta de base legal;

 

Análisis: La parte recurrente obtuvo ganancia de causa en primer grado, cuando este estableció que la demanda que en cuanto al fondo, la rechaza por improcedente, mal fundada y carente de base legal, además dice en su parte dispositiva que se descarga pura y simplemente a la parte demandada, de la presente demanda por los motivos expresados precedentemente, con todas sus consecuencias legales.

Que la decisión fue atacada por la hoy recurrida ante la Corte, y en consecuencia se revoca en todas sus partes la referida sentencia, la cual NO MOTIVO.

Es facultad de la Suprema Corte de Justicia, como Corte de casación, verificar que las sentencias sometidas al examen de la casación se basten a sí mismas, de tal forma que le permitan ejercer su control, lo que, por las razones anteriormente expuestas, no ha ocurrido en la especie, razón por la cual, la decisión impugnada debe ser casada, medio de puro derecho que suple esta Suprema Corte de Justicia.

 

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 39  (Rechazada)

Demanda en Partición.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación a la Ley. Errada y falsa interpretación del artículo 28 de la Ley No. 1306 Bis sobre Divorcio; Segundo Medio: Violación de una regla de orden público, al pretender que las partes antes de divorciarse, había partido sus bienes; Tercer Medio: Violación del artículo 52 de la Ley No. 834 de 1978; Cuarto Medio: Falta de base legal. Desnaturalización de los hechos;

 

Análisis: En nuestra legislación procesal civil ha establecido que toda partición hecha con anterioridad al divorcio tiene carácter anticipado, hecha en violación del principio de la inmutabilidad de las convenciones matrimoniales; que el divorcio solo pone fin al lazo matrimonial, por lo que cualquier acto de partición que se realice con anterioridad al divorcio es nulo, de nulidad absoluta y de orden público.

 

Que respecto de la validez de la partición de los bienes comunes de los cónyuges acordada en el acta de convenciones y estipulaciones para regir su divorcio por mutuo consentimiento en virtud del artículo 28 de la Ley No. 1306 bis sobre Divorcio ha sido criterio constante de la Suprema Corte de Justicia que si bien la comunidad legal de bienes existente entre los esposos no se disuelve, en caso de divorcio, sino a partir del pronunciamiento del mismo, es preciso tener en cuenta que, cuando se trata de un divorcio por mutuo consentimiento en que la citada ley sobre divorcio exige convenir anticipadamente una serie de estipulaciones que comprende un inventario de los bienes comunes, lo que no excluye la partición de los mismos convenida en el acto de estipulaciones como ha ocurrido en la especie; que sin embargo, los efectos jurídicos de esa partición así convenida no pueden producirse sino a partir de la disolución real y efectiva del vínculo matrimonial que tiene lugar cuando se pronuncia el divorcio por ante el Oficial del Estado Civil correspondiente, lo que se ha verificado en el caso ocurrente como consta en los documentos del expediente y en la sentencia impugnada; que por los motivos expuestos, procede desestimar, por infundados los medios primero y segundo del recurso de casación por no haber incurrido la sentencia recurrida en las violaciones legales invocadas.

La parte recurrente alega que la Corte a-aqua acogió documentos en fotocopias, fuera del plazo para la comunicación de los documentos.

 

La Corte a qua no incurrió en desnaturalización, por haber dado a estos hechos y documentos su verdadero sentido y alcance; que, por otra parte, la sentencia contiene motivos suficientes y pertinentes, que han permitido a la Suprema Corte de Justicia verificar que los elementos de hecho y de derecho necesarios para la aplicación de la ley se hayan presentes en la decisión impugnada; por lo que los alegatos contenidos en los medios tercero y cuarto carecen de fundamento y deben ser desestimados y con ello el recurso de casación de que se trata.

 

 

SENTENCIA DEL 24 DE ENERO DEL 2007, No. 40  (Inadmisible)

Sentencia Preparatoria

 

Medios Invocados: Primer Medio: Desnaturalización de los hechos; Segundo Medio: Falta de base legal; Tercer Medio:Violación a la ley;

 

Análisis: Que la sentencia impugnada revela que la misma tiene un carácter puramente preparatorio ya que el Tribunal a-quo se ha limitado a rechazar el pedimento del sobreseimiento del recurso de apelación, sin que esta medida haga suponer ni presentir la opinión del tribunal sobre el fondo del asunto.

De conformidad con el artículo 452 del Código de Procedimiento Civil se reputan preparatorias las sentencias que ordenan una medida para la sustentación de la causa, y para poner el pleito en estado de recibir fallo definitivo. El presente recurso de casación debe ser declarado inadmisible, lo que hace innecesario examinar los medios de casación propuestos por el recurrente

 

SENTENCIA DEL 17 DE ENERO DEL 2007, No. 41  (Rechazada)

Demanda en cobro de pesos.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Falta de base legal por violación a los artículos 141 y 433, del Código de Procedimiento Civil Dominicano; Segundo Medio: Violación al sagrado derecho de defensa por incumplimiento del apartado J del articulo 8 de la vigente Constitución de la República Dominicana; Tercer Medio: Desnaturalización de los hechos y documentos;

 

Análisis: Del estudio de sentencias anteriores así como la presente sentencia, que la Honorable Suprema Corte de Justicia, rechaza en el recurso de casación cuando quien lo interpone no ha comparecido ante la Corte de Apelación a sostener el fundamento de su recurso, tal como lo es, en el presente análisis que el dicho recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.   

 

 

 

 

 

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 42  (Rechazada)

Demanda de en entrega de la cosa vendida.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al derecho de defensa; Segundo Medio: Falta de base legal;

Análisis: Que si el intimante no comparece a la audiencia a sostener los motivos en los que fundamentó su recurso de apelación, se pronunciara en su contra el descargo puro y simple de su recurso, si dicho descargo es solicitado en la audiencia por conclusiones del intimado, como ocurrió en la especie, sin que el juez esté en ese caso en la obligación de examinar la sentencia apelada;

La sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por la recurrente, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.

 

 

 

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 43  (Rechazada)

Demanda en impugnación de reconocimiento de paternidad.

 

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación del artículo 8, inciso 2, letra j de la Constitución de la República; Segundo Medio: Violación del articulo 68, 69 y siguiente del Código de Procedimiento Civil Dominicano; Tercer Medio: Violación del artículo 141 del Código de Procedimiento Civil; Cuarto Medio: Falta de base legal;

 

Análisis: Que la presente sentencia nace de un proceso de reconocimiento de paternidad, pero no cumplió con lo que establece la ley para los fines de validar el recurso de casación, tal como lo es ausentarse del recurso de apelación (Corte a-qua).

La Suprema estableció lo siguiente: “Considerando, que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por la recurrente, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado”.

 

 

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 44  (Rechazada)

Demanda de divorcio por la causa determinada de incompatibilidad de caracteres.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación al articulo 17 de la Ley 821 de 1927 sobre Organización Judicial y al articulo 87 del Código de Procedimiento Civil; Segundo Medio: Violación del derecho de defensa;

 

Análisis: Que el Art. 17 de Ley 821 sobre Organización Judicial, expresa: “Las audiencias de todos los Tribunales serán públicas, salvo los casos en que las leyes dispongan que deban celebrarse a puerta cerrada. Pero toda sentencia será pronunciada en audiencia pública” 

 

Que por otro lado el Art. 87 del Cód. de Procedimiento Civil dispone que: “Las audiencias serán públicas, excepto aquellas que la Ley ordena que sean secretas.

El tribunal puede, no obstante, ordenar que se celebren a puertas cerradas, si la discusión pública pueda dar lugar a escándalo o inconvenientes graves; pero en este caso, el tribunal estará obligado a deliberar sobre el particular, y a dar cuenta de su deliberación al mismo fiscal.”

Al parecer según los medios invocados la parte recurrente planteo al tribunal del primer grado que se conociera su audiencia a puertas cerradas.

Que no obstante plantear los preceptos legales la suprema de todos modos consideró lo siguiente: …que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por la recurrente, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.

 

 

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 45 (Rechazada) 

Demanda Civil en nulidad de Patente de Invención

 

Medios Invocados: Primer Medio: Violación de la ley  por errónea aplicación de los artículos 17 y 19 de la Ley 4994 de 1911, sobre Patentes de Invención; Segundo Medio: Violación por errónea interpretación de l articulo 4 de la Convención de Paris de 1883;  Tercer Medio: Violación al articulo 8, numeral 5, de la Constitución.- Ausencia de motivos. Falta de base lega. Desnaturalización de los hechos, circunstancias y documentos de la causa.

 

Análisis: Historia del Caso. Para asimilar mejor la intención de la Suprema en el presente recurso.

  1. a) A la parte recurrente le fue rechazado la demanda en nulidad de patente en primer grado (Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional).
  2. b) Luego la Corte de Apelación revoca la sentencia impugnada.
  3. c) Decreta la nulidad absoluta, sin ningún valor ni efecto jurídico, y la cancelación del certificado de patente.
  4. d) La parte recurrente plantea los medios más arriba aquí enunciado.
  5. e) Que la Corte incurrió en un error al interpretar los artículos 17 y 19 de la ley de patente No. 4994, que dice que una patente ya registrada en el extranjero puede obtener una patente en la República Dominicana.

Que se pone se manifiesto en la presente sentencia que los recurrentes pretendían invalidar el reconocimiento de la patente que ellos ya habían obtenido y registrado en extranjero, con la finalidad de también registrarla aquí en la República, obteniendo  dicha patente, que posteriormente fue revocada por la Corte a-qua.

Que del estudio en general de la sentencia atacada pone de relieve que la Corte a-qua realizó en el caso de la especie una exposición cabal de los hechos y circunstancias de la causa, así como una correcta aplicación del derecho, lo que le ha permitido a esta Corte de Casación ejercer su control casacional y comprobar, por lo tanto, que en la especie la ley ha sido acertadamente aplicada. Recurso Rechazado.

 

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 46  (Desistimiento)

Demanda en Cobro de Pesos

 

Medios Invocados: Primer Medio: Falta de base lega; Desnaturalización de los hechos y del derecho; Segundo Medio:Violación al articulo 1 del Código de Comercio; Tercer Medio: Violación al articulo 443 del Código de Procedimiento Civil.

 

Análisis: Que los abogados de ambas partes depositaron un desistimiento solicitando el archivo definitivo del recurso de casación, por lo que el dicho documento revela que las partes llegaron a un acuerdo transaccional, lo que significa la falta de interés de la recurrente manifestada en la instancia sometida, mediante la cual se comprueba que la parte recurrida fue desinteresada por la recurrente.

Por las razones expuestas la Suprema da acta del desistimiento realizado entre las partes, declarando que no ha lugar a estatuir acerca de dicho recurso y ordenando que el expediente sea archivado.

 

 

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 47  (Casada)

Demanda en acción de amparo.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Desnaturalización de los hechos; Segundo Medio: Violación a las disposiciones del artículo 173 de la Ley núm. 1542 de fecha 7 de noviembre de 1947, ley de Registro de Tierras y sus modificaciones;

 

Análisis: Que tal como lo expresa nuestra honorable Suprema la Corte a-qua incurrió en falta de motivos en su sentencia:  …que la sentencia judicial debe bastarse a sí misma, en forma tal que contenga en sus motivaciones y en su dispositivo de manera clara y precisa, una relación completa de los hechos de la causa y una adecuada exposición de derecho, que permita a las partes envueltas en el litigio conocer cabalmente cual ha sido la posición adoptada por el tribunal en cuanto al asunto, y por consiguiente, la suerte del mismo.

Que en el presente caso, según el fallo anteriormente transcrito, la Corte se limitó en su dispositivo, después de acoger en cuanto a la forma el recurso de apelación, a revocar en todas sus partes la sentencia recurrida, sin decidir la suerte de la acción original; que, tal situación coloca a las partes en litis en un limbo jurídico al no definirse la suerte de su causa, puesto que era obligación de la Corte a-qua, al revocar la sentencia del Tribunal de Primera Instancia, disponer si procedía o no, como consecuencia de su revocación, de la acción de amparo incoada por el hoy recurrente, violando así, por desconocerlo, el efecto devolutivo del recurso de apelación respecto de la obligación a su cargo como tribunal de alzada, cuando revoca la decisión de primer grado, de resolver acerca del proceso, sustituyendo la sentencia apelada por otra en las mismas condiciones que el Juez anterior;

La Suprema Corte de Justicia, como Corte de casación, verificar que las sentencias sometidas al examen de la casación se basten a sí mismas, de tal forma que le permitan ejercer su control, lo que, por las razones anteriormente expuestas, no ha ocurrido en la especie, razón por la cual, la decisión impugnada debe ser casada, medio de puro derecho que suple esta Suprema Corte de Justicia.

 

 

 

 

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 48 (Rechazada)

Demanda en Cobro de Pesos.

 

Medios Invocados: Primer Medio: Desnaturalización de los hechos y del derecho; Segundo Medio: Violación al derecho de defensa;

Análisis: Que el recurrente no compareció ante el tribunal del primer grado ni tampoco ante la Corte a-qua, lo que ha motivado a la Honorable Suprema Corte de Justicia a rechazar dicho recurso, y por lo estudiado en casos anteriores nos muestra una pauta que de quien no comparece a la corte, también su recurso es rechazado.

El Tribunal de Alzada expresa: …que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por los recurrentes, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.

SENTENCIA DEL 31 DE ENERO DEL 2007, No. 49  (Rechazada)

Demanda en daños y perjuicios.

 

Medios Invocados: Único Medio: Violación del derecho de defensa. Violación del artículo 8, inciso 2, literal J de la Constitución de la República. Violación de la Ley núm. 362 de 1932. Violación del artículo 77 del Código de Procedimiento Civil;

Análisis: Que si el intimante (el recurrente) no comparece a la audiencia a sostener los motivos en los que fundamentó su recurso de apelación, se pronunciará en su contra el descargo puro y simple de su recurso, si dicho descargo es solicitado en la audiencia por conclusiones del intimado, como ocurrió en la especie, sin que el juez esté en ese caso en la obligación de examinar la sentencia apelada;

La Suprema también nos dice: Que el examen de la sentencia impugnada pone en evidencia que el recurrente no compareció a la audiencia celebrada por la Corte a-qua a sostener su recurso; que la Corte a-qua al descargar pura y simplemente a la parte recurrida del recurso de apelación interpuesto por los recurrentes, hizo una correcta aplicación de la ley, por lo que, en tales condiciones, el presente recurso de casación carece de fundamento y debe ser desestimado.

Jurisprudencias sobre el Codigo de Trabajo

Código de Trabajo. Aplicación del artículo 86 del Código de Trabajo no vulnera ningún principio constitucional. 41.2 Código de Trabajo. Aplicación del III Principio Fundamental del Código de Trabajo. Excepciones.

Si bien, la recurrente no formula conclusiones que impongan a esta Corte la obligación de decidir sobre la constitucionalidad del artículo 86 del Código de Trabajo, limitándose a hacer críticas contra el mismo, es preciso destacar que la disposición que contiene dicho artículo no vulnera el principio de la razonabilidad que consagra el inciso 5to del artículo 8 de la Constitución de la República, en vista de que el mismo no obliga a la realización de ningún acto irracional, estando a manos de cada empleador la posibilidad de impedir su aplicación, con el pago de las indemnizaciones laborales, que como consecuencia de su acción él sabe tiene que cumplir, antes de transcurrir el término de diez días a partir de la fecha del desahucio, así como determinar la cantidad de días que debe pagar por este concepto, el cual será elevado, sólo si el empleador tarda mucho tiempo en cumplir con sus obligaciones (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Tributario y Contencioso-Administrativo, 6 de junio del 2001; B. J. No. 1087. Págs. 544-545

 

Código de Trabajo. Quinto principio fundamental del Código de Trabajo. Aplicación en el ámbito contractual. Ambito. Artículo 669 del Código de Trabajo.

El artículo 86 del Código de Trabajo, en su parte in fine, dispone que las indemnizaciones por omisión del preaviso y por el auxilio de cesantía “deben ser pagadas al trabajador en un plazo de diez días, a contar de la fecha de la terminación del contrato. En caso de incumplimiento, el empleador debe pagar en adición, una suma igual a un día del salario devengado por el trabajador por cada día de retardo”. Esa disposición persigue constreñir al empleador a pagar indemnizaciones cuyo derecho adquiere el trabajador como consecuencia de la realización de un acto de voluntad del empleador, al poner término al contrato de trabajo sin que el trabajador haya dado motivos para ello, fijándole la obligación de pagar, además de esas indemnizaciones, un día de salario por cada día de retardo, lo que se aplica de manera plena cuando el empleador no cubre la totalidad de la suma adeudada por ese concepto (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Tributario y Contencioso-Administrativo, 25 de julio del 2001; B. J. No. 1088. Pág. 881).

Jurisprudencias sobre desahucio

Desahucio. Oferta real de pago. Artículo 653 del Código de Trabajo. Condiciones.

Considerando, que un documento donde el empleador comunica al trabajador que deja sin efecto el contrato de trabajo, sin invocar causa alguna para poner fin a dicho contrato, es una prueba fehaciente de que la terminación se produce por el ejercicio del desahucio de parte del empleador, pues este tipo de terminación del contrato se caracteriza por la circunstancia de que las partes no invocan ninguna causa para dar por concluida la relación contractual (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario, 25 de marzo de 1998; B. J. 1048. Pág. 539).

 

Desahucio. Empleador que no comunica ninguna causa.

Considerando, que el elemento más caracterizante del desahucio, es que el mismo se genera por la voluntad unilateral de una de las partes contratantes, sin que la persona que lo realice atribuya ninguna falta a la otra ni invoque causa alguna para tomar la decisión de poner fin al contrato de trabajo;

Considerando, que el plazo del desahucio, es una obligación que contrae la persona que ejerce ese derecho, cuyo incumplimiento no varía la causa de terminación del contrato, sino que tiene como consecuencia, obligar a “la parte que omita el preaviso o lo otorgue de modo insuficiente pagar a la otra una indemnización sustitutiva equivalente a la remuneración que correspondería al trabajador durante los plazos” del desahucio, tal como lo dispone el artículo 79 del Código de Trabajo;

Considerando, que de igual manera, el no pago de esa indemnización sustitutiva y del auxilio de cesantía de parte del empleador que ejecuta el desahucio, tampoco torna el desahucio en despido injustificado, sino que hace aplicable las disposiciones del artículo 86 del Código de Trabajo, que le impone el deber de pagar, después del décimo día sin que cumpla con su obligación, “una suma igual a un día del salario devengado por el trabajador por cada día de retardo”

Considerando, que precisamente el artículo 86, del Código de Trabajo, el cual rechazó aplicar, el tribunal a-quo al considerar que la no concesión del plazo del desahucio y el no pago del auxilio de cesantía, convirtió la terminación del contrato de trabajo “en un despido puro y simple”, ha sido instituido para ser utilizado en el caso del desahucio ejercido por el empleador sin el cumplimiento de las obligaciones que su decisión de poner término al contrato de trabajo sin invocar justa causa, le acarrea, por lo que de acogerse el criterio del tribunal a-quo, dicho artículo no tendría razón de ser;

Considerando, que por otra parte, a pesar de que la Corte a-qua decidió que en la especie no hubo desahucio, por el no ofrecimiento del pago de las prestaciones laborales al recurrente, en la sentencia impugnada se consigna que entre los documentos depositados por éste se encuentra la carta de desahucio, expedida por Molinos Dominicanos, C. x A., “donde se le avisa que pase a buscar sus prestaciones laborales el 18 de febrero de 1994”, lo que hace que la sentencia contenga motivos erróneos y contradictorios, que determinan su casación, sin necesidad de examinar los demás medios del recurso;

Considerando, que cuando, la sentencia es casada por la violación a una norma procesal a cargo de los jueces, las costas pueden ser compensadas (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario, 7 de octubre de 1998; B. J. 1055. Pág. 430).

Jurisprudencia laboral sobre el descargo

Descargo. Prestaciones laborales. Recibo de descargo con posterioridad a la terminación del contrato.
Considerando, que el solo hecho de que una empresa confeccione el recibo de descargo y expida el cheque correspondiente para el pago de prestaciones laborales, no le libera de las consecuencias de un proceso judicial en reclamación de prestaciones laborales, si frente a la negativa del trabajador a recibir los valores ofrecidos, ésta no inicia el consecuente procedimiento de la oferta real de pago y de consignación de la suma ofertada (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario, 18 de marzo de 1998; B. J. 1048. Pág. 470).

Descargo puro y simple de la apelación.
Considerando, que si bien el IV Principio fundamental del Código de Trabajo, vigente en la época en que ocurrieron los hechos, establecía impedimento de renuncia de derechos reconocidos a los trabajadores, el alcance de esta prohibición se circunscribe al ámbito contractual y no después de la finalización del contrato de trabajo, siendo válido todo recibo de descargo expedido con posterioridad a dicho contrato, siempre que el trabajador no haga consignar en el momento de expedir el recibo su inconformidad con el pago y reservas de reclamar esos derechos (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario, 25 de febrero de 1998; B. J. 1047. Pág. 426).

Jurisprudencias sobre casacion en materia laboral

Casación. Motivos de las sentencias. Apartado 5to. del artículo 23 de la Ley de Casación.

Considerando, que en conocimiento de esa situación, la corte a-qua no podía declarar que el referido fallo había adquirido la autoridad de la cosa juzgada, pues era la Suprema Corte de Justicia, la que debía ponderar los méritos del recurso de casación y decidir sobre su procedencia o no; que mientras no sucediera una decisión de la Corte de Casación al respecto, la Corte a-qua, tenía que reconocer que la sentencia de la referencia había sido impugnada, lo que le impedía dar al asunto la característica de juzgado irrevocablemente, ni autorizar la entrega de los valores retenidos, en vista de que sí bien las sentencias de los juzgados de trabajo son ejecutorias al tercer día de su notificación, al tenor del artículo 539 del Código de Trabajo a los fines de los embargos retentivos, para que el tercer embargado se obligue a entregar directamente los valores embargados al ejecutante, es necesario además, que esta sea irrevocable (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tri- butar io, 18 de septiembre de 1999).

Casación. Medio de orden público. Artículo 141 de la Ley 834 de 1978.

Considerando, que si bien es cierto que la jurisdicción de envío puede fundamentar su fallo en los medios de pruebas presentados al tribunal que dictó la sentencia casada, es a condición de que los mismos sean aportados al examen y ponderación de los jueces que conocerán nuevamente del recurso, para formar su criterio, lo que no se advierte haya ocurrido en la especie, en vista de que el tribunal menciona la ponderación realizada por la Segunda Sala de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional, sin dejar constancia de que él haya ponderado la prueba que le fue aportada (Cámaras Reunidas, 20 de junio del 2001; B. J. 1087. Pág. 17).

 

Casación. Tribunal de envío. Poderes. Alegato de inadmisibilidad.

Considerando, que el artículo 643 del Código de Trabajo dispone que “en los cinco días que sigan al depósito del escrito, el recurrente debe notificar copia del memorial a la parte contraria”;

Considerando, que del estudio del expediente abierto en ocasión del presente recurso, se verifica que el Memorial de Casación fue depositado en la Secretaría de la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santiago el 8 de julio de 1997 y notificado a los recurridos el 23 de julio del mismo año, cuando había transcurrido un plazo mayor al de los cinco días que prescribe el referido artículo 643;

Considerando, que el artículo 639 del Código de Trabajo dispone que salvo lo establecido de otro modo en el capítulo de dicho Código que trata del Recurso de Casación, son aplicables a éste las disposiciones de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que al no haber en el nuevo Código de Trabajo una disposición que prescriba expresamente la caducidad del recurso de Casación cuando la notificación del memorial al recurrido no se haya hecho en el plazo de cinco días a que se refiere el artículo 643 del referido Código, debe aplicarse el artículo 7 de la Ley No. 3726, del 23 de noviembre de 1966, que dispone “Habrá caducidad del recurso, cuando el recurrente no emplazare al recurrido en el término de treinta días, a contar de la fecha en que fue proveído por el Presidente el auto en que se autoriza el emplazamiento. Esta caducidad será pronunciada a pedimento de parte interesada o de oficio” (Cámara de Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario, 20 de mayo de 1998; B. J. 1050. Págs. 500-501).