Category: Alimentación durante el embarazo

Alimentación durante el embarazo, Segunda Parte

La alimentación durante el embarazo constituye un factor de vital importancia para la correcta formación y crecimiento del bebé. Una dieta balanceada y nutritiva, es primordial a lo largo de todo el embarazo. Es que en este período, se impone satisfacer también los requerimientos nutricionales del bebé.

Una de las condiciones fundamentales para mantener una dieta bien balanceada es no comer demasiado de cada uno de los grupos de alimentos, ya que se necesita variedad para obtener adecuados suplementos de proteínas esenciales, minerales y vitaminas. La correcta alimentación también
contribuye a evitar un trabajo de parto prematuro, al equilibrio emocional y a la recuperación corporal después de dar a luz.

En aquellos casos en que la futura mamá tenga sobrepeso, deberá limitar el consumo de alimentos calóricos tales como: dulces, azúcares y grasas.

Es fundamental que en toda alimentación estén presentes estos cinco grupos de nutrientes:

La dieta diaria de una embarazada debe ser equilibrada, variada, adecuada y con calidad e higiene. En las comidas deben estar presentes los diferentes grupos de alimentos.
Utilizando el Pilón de la Alimentación y Nutrición, en el cual encontramos los diferentes grupos de alimentos tales como: cereales, víveres y tubérculos, frutas, verduras, y/o vegetales, pescado, carnes, vísceras, leguminosas, huevos y leche, yogur, quesos y alimentos fortificados.

Se recomienda consumir diariamente tres comidas principales y dos meriendas.

Fruta (24 raciones): recuerda que una ración equivale a media taza de fruta cortada, una fruta mediana (como una naranja, mandarina, guineo pequeño, una manzana) o a tres ciruelas.

Cereales/víveres/tubérculos (611 raciones): una ración equivale a una rebanada de pan, media taza de arroz, pasta o víveres, maicena, avena, trigo.
Lácteos (34 raciones):una ración es un vaso de leche, dos yogures, una lonja de queso.

Proteínas (23 raciones): una ración es un filete de carne roja, vísceras de pollo, de pescado, o bien, dos huevos. Las leguminosas, habichuelas, lentejas, guandules, garbanzos, maní, almendra.

Vegetales y/o Verduras (35 raciones):una taza de verduras crudas o media taza de verdura cocida.

Azúcar, grasas y sal yodada: la sal es necesaria para el embarazo y no debe suprimirse de la dieta. Todos deben consumirse con moderación.
Se debe evitar fumar y beber alcohol.