Category: buena sexualidad

Sexo y embarazo

Una buena sexualidad durante el embarazo prepara el cuerpo para un parto vaginal. Los músculos de la vagina se ejercitan durante una relación sexual y mejoran su tono muscular para el momento del nacimiento. Además, con el ejercicio, el bebé recibe más oxígeno, lo cual le ayuda a estar más sano.


Tu hijo no notará nada, excepto tu palpitación más rápida y tu respiración acelerada. A menos que tu embarazo sea complicado, no debes preocuparte por el bebé. Las membranas ovulares y el líquido amniótico le protegen y además, el cuello del útero está cerrado.

Las relaciones sexuales durante el embarazo probablemente no puedan ser acrobáticas y tal vez habremos de evitar algunas posturas que antes practicábamos con normalidad. Y es que en ningún momento la embarazada debe sufrir presión, dolor o incomodidad durante la práctica del sexo y además al final de la gestación puede perder flexibilidad debido a los cambios en el cuerpo.

En estos momentos, el diálogo y la comprensión con la pareja es fundamental. Comunicándose abiertamente se llegará a un acuerdo para coincidir en la mejor forma de mantener relaciones sexuales placenteras, además habrán de tener en cuenta los cambios en el modo de vivir la sexualidad durante cada etapa del embarazo.

Si tu embarazo está considerado como complicado o surgen situaciones especiales, tu médico te sugerirá espaciar o suspender hasta nuevo aviso las relaciones sexuales.