Category: planificación familiar

Importancia de la planificación familiar

La planificación familiar es una necesidad personal y social. Uno de los elementos fundamentales para mantener una sociedad emocional y sexualmente sana, es evitar los embarazos no deseados y todas sus consecuencias: el aborto clandestino, la mortalidad materna, infantil, el abandono, la paternidad irresponsable o la crianza de esos niños desde el resentimiento y la impotencia.

Toda mujer tiene derecho a usar un método de planificación familiar, con información necesaria, que puedes obtener gratuitamente en los establecimientos de salud.

Derechos sexuales y reproductivos de la mujer

1.        Derecho a la Vida: Incluye la prevención y reducción de las causas de mortalidad materna, debido a la falta de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva. Prevención de la mortalidad infantil y acceso a la atención durante el embarazo, el parto y la lactancia. Incluye también la eliminación de toda forma de violencia.

2.        Derecho a la privacidad: Abarca el derecho a adoptar decisiones autónomas con respecto a la sexualidad y reproducción y al carácter confidencial de la información personal, comunicada a los encargados de prestar servicios. Este derecho protege, por ejemplo, el derecho de las mujeres a decidir sobre el uso o no de anticonceptivos, sin la imposición de sus compañeros, así como el derecho de los jóvenes a obtener información de manera confidencial. La privacidad también incluye el derecho a discutir las necesidades o preocupaciones sobre la sexualidad en un ambiente en que las personas se sientan cómodas y respetadas.

3.        Derecho a la libertad y seguridad de las personas: Se relaciona con la libertad de decidir de manera responsable sobre la sexualidad y reproducción, así como con la calidad de los servicios de salud que se ofertan. Incluye el derecho a relaciones libres del temor a enfermedades de transmisión sexual, VIH-SIDA. El derecho a no sufrir abuso sexual, a no ser sometidas a prácticas como la esterilización forzada u otras prácticas médicas no consentidas.

4.        Derecho al nivel más alto posible de salud: Entraña el derecho a tener acceso a servicios de salud de la más alta calidad posible, incluida la atención relativa a la salud sexual y reproductiva. Ello incluye reconocimiento de las necesidades diferenciadas en razón de sexo, edad, etnia, región, idioma u otras características específicas de grupos determinados.

5.        Derecho a la planificación de la familia: Reconoce el derecho de las parejas y las personas a decidir de manera libre y responsable el número y espaciamiento de los hijos y obtener la información y los medios necesarios para hacerlo, y que tengan a su disposición una gama completa de métodos seguros y eficaces. Este derecho requiere que las mujeres sean reconocidas como sujetos decisorios y que los varones asuman responsabilidad en las decisiones sobre la procreación.
6.        Derecho a la nodiscriminación: Protege los derechos de las personas sean cuales fueren su raza, color, sexo, opción sexual, estado civil, posición en la familia, edad, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen social, tener acceso en igualdad de condiciones a la información, educación y servicios relativos a la salud sexual y reproductiva.

7.        Derecho a una vida sin violencia: El ejercicio de la sexualidad y reproducción sin coacción de ningún tipo que atente contra la dignidad y libertad. El uso de la fuerza física, psicológica, moral, con el fin de lograr una respuesta sexual contra la voluntad de una persona es violencia sexual, y se expresa en acoso, violación, explotación, tráfico de menores y mujeres, abuso sexual a niñas y niños.

8.        Derecho a la información y educación: Incluye el acceso a la información completa, oportuna, adecuada sobre aspectos relativos a la sexualidad y reproducción. El consentimiento informado es uno de los derechos que subyace en el derecho a la información y se refiere a que los servicios médicos faciliten información completa sobre efectos, riesgos y beneficios de los distintos métodos y respeten la elección de las/los usuarias/os.

9.        Derecho a los beneficios del adelanto científico: Incluye el derecho a tener acceso a las tecnologías disponibles en materia de reproducción, particularmente, de métodos anticonceptivos de buena calidad, seguros y aceptables para mujeres y hombres.

10.   Derecho a recibir e impartir información y a la libertad de pensamiento:Son aplicables en la demostración de que todas las personas, incluidas los adolescentes y las personas solteras, tienen derecho a recibir información adecuada y asesoramiento acerca de métodos anticonceptivos y de disponer de servicios al respecto.