Orientación en salud bucal durante la etapa del embarazo

Durante el embarazo se producen grandes cambios en la mujer a todos los niveles: en el aspecto físico, en el químico y en el psicológico. Esto hace que la cavidad bucal de la embarazada sea más susceptible a padecer problemas en las encías y caries dentales.

Esto es más evidente a partir del tercer mes de embarazo. Si la mujer padecía previamente problemas en las encías y caries, éstas empeoran durante el embarazo. Es necesario en esta etapa del embarazo extremar los cuidados dentales. Las alteraciones bucales propias del embarazo, son inevitables y pueden prevenirse realizando una adecuada higiene dental con un cepillado después de las comidas y al acostarse usando el hilo dental. Una limpieza cuidadosa eliminará la placa bacteriana que es la causante de la caries dental y de problemas en las encías. Ante cualquier alteración en la salud bucal se recomienda visitar al odontólogo.