Signos y síntomas de alarma después del parto

  • Sangrado vaginal abundante en las primeras 4 horas después del parto
  • Dolor de cabeza, decaimiento, falta de apetito, mareo fácil
  • Presencia de secreción vaginal fétida o purulenta
  • Fiebre
  • Útero que se queda grande
  • Presión alta
  • Presión baja
  • Corazón acelerado
  • Pulso débil y rápido
  • Piel pálida y fría
  • Dificultad respiratoria
  • Convulsiones
  • Tristeza durante la mayor parte del día que puede prolongarse por semanas
  • Desinterés o rechazo para atender a su recién nacida/o.

Postartum – Post parto -Postparto -Después del parto

Signos y síntomas de alarma durante la labor de parto

Sangrado

Inicio del trabajo de parto antes de las 37 semanas

Labor de parto prolongada

Parto detenido

Alteración de los signos vitales maternos

Fiebre

Convulsiones

Salida de líquido por vagina

Salida del cordón umbilical antes del parto

Presentación anormal

Piel fría, palidez, sudoración, sangrado abundante, desorientación y aceleramiento del corazón

Período expulsivo prolongado

Síntomas como ver estrellas, zumbido de oído y dolor de estómago

Retención placentaria

Signos y síntomas de alarma durante el embarazo

Poco crecimiento abdominal

Aumento o disminución de peso

Disminución o ausencia de movimientos fetales

Sangrado o “manchado” por vía vaginal, con o sin dolor

Salida de líquido con o sin dolor

Aumento de secreción vaginal

Dolor abdominal persistente (en el bajo vientre) de cualquier intensidad

Dolor de cabeza fuerte y continuo

Mareos

Zumbido de oídos

Visión borrosa

Dificultad para respirar

Edema (hinchazón) exagerado de manos y cara y edema localizado por encima de la rodilla

Fiebre

Aumento en el número de micciones (orinar) y molestia al orinar

Convulsiones

Revise esta lista y manténgala junto a su carnet perinatal. Ante cualquier manifestación y persistencia de las molestias, acuda a su centro de atención para que el personal médico la evalúe y la refiera si es necesario.

Alimentación durante el embarazo, Segunda Parte

La alimentación durante el embarazo constituye un factor de vital importancia para la correcta formación y crecimiento del bebé. Una dieta balanceada y nutritiva, es primordial a lo largo de todo el embarazo. Es que en este período, se impone satisfacer también los requerimientos nutricionales del bebé.

Una de las condiciones fundamentales para mantener una dieta bien balanceada es no comer demasiado de cada uno de los grupos de alimentos, ya que se necesita variedad para obtener adecuados suplementos de proteínas esenciales, minerales y vitaminas. La correcta alimentación también
contribuye a evitar un trabajo de parto prematuro, al equilibrio emocional y a la recuperación corporal después de dar a luz.

En aquellos casos en que la futura mamá tenga sobrepeso, deberá limitar el consumo de alimentos calóricos tales como: dulces, azúcares y grasas.

Es fundamental que en toda alimentación estén presentes estos cinco grupos de nutrientes:

La dieta diaria de una embarazada debe ser equilibrada, variada, adecuada y con calidad e higiene. En las comidas deben estar presentes los diferentes grupos de alimentos.
Utilizando el Pilón de la Alimentación y Nutrición, en el cual encontramos los diferentes grupos de alimentos tales como: cereales, víveres y tubérculos, frutas, verduras, y/o vegetales, pescado, carnes, vísceras, leguminosas, huevos y leche, yogur, quesos y alimentos fortificados.

Se recomienda consumir diariamente tres comidas principales y dos meriendas.

Fruta (24 raciones): recuerda que una ración equivale a media taza de fruta cortada, una fruta mediana (como una naranja, mandarina, guineo pequeño, una manzana) o a tres ciruelas.

Cereales/víveres/tubérculos (611 raciones): una ración equivale a una rebanada de pan, media taza de arroz, pasta o víveres, maicena, avena, trigo.
Lácteos (34 raciones):una ración es un vaso de leche, dos yogures, una lonja de queso.

Proteínas (23 raciones): una ración es un filete de carne roja, vísceras de pollo, de pescado, o bien, dos huevos. Las leguminosas, habichuelas, lentejas, guandules, garbanzos, maní, almendra.

Vegetales y/o Verduras (35 raciones):una taza de verduras crudas o media taza de verdura cocida.

Azúcar, grasas y sal yodada: la sal es necesaria para el embarazo y no debe suprimirse de la dieta. Todos deben consumirse con moderación.
Se debe evitar fumar y beber alcohol.

Orientación en salud bucal durante la etapa del embarazo

Durante el embarazo se producen grandes cambios en la mujer a todos los niveles: en el aspecto físico, en el químico y en el psicológico. Esto hace que la cavidad bucal de la embarazada sea más susceptible a padecer problemas en las encías y caries dentales.

Esto es más evidente a partir del tercer mes de embarazo. Si la mujer padecía previamente problemas en las encías y caries, éstas empeoran durante el embarazo. Es necesario en esta etapa del embarazo extremar los cuidados dentales. Las alteraciones bucales propias del embarazo, son inevitables y pueden prevenirse realizando una adecuada higiene dental con un cepillado después de las comidas y al acostarse usando el hilo dental. Una limpieza cuidadosa eliminará la placa bacteriana que es la causante de la caries dental y de problemas en las encías. Ante cualquier alteración en la salud bucal se recomienda visitar al odontólogo.

Sexo y embarazo

Una buena sexualidad durante el embarazo prepara el cuerpo para un parto vaginal. Los músculos de la vagina se ejercitan durante una relación sexual y mejoran su tono muscular para el momento del nacimiento. Además, con el ejercicio, el bebé recibe más oxígeno, lo cual le ayuda a estar más sano.


Tu hijo no notará nada, excepto tu palpitación más rápida y tu respiración acelerada. A menos que tu embarazo sea complicado, no debes preocuparte por el bebé. Las membranas ovulares y el líquido amniótico le protegen y además, el cuello del útero está cerrado.

Las relaciones sexuales durante el embarazo probablemente no puedan ser acrobáticas y tal vez habremos de evitar algunas posturas que antes practicábamos con normalidad. Y es que en ningún momento la embarazada debe sufrir presión, dolor o incomodidad durante la práctica del sexo y además al final de la gestación puede perder flexibilidad debido a los cambios en el cuerpo.

En estos momentos, el diálogo y la comprensión con la pareja es fundamental. Comunicándose abiertamente se llegará a un acuerdo para coincidir en la mejor forma de mantener relaciones sexuales placenteras, además habrán de tener en cuenta los cambios en el modo de vivir la sexualidad durante cada etapa del embarazo.

Si tu embarazo está considerado como complicado o surgen situaciones especiales, tu médico te sugerirá espaciar o suspender hasta nuevo aviso las relaciones sexuales.

Cuidando la belleza en el embarazo

El embarazo es un periodo en el que la mujer debe mantener su belleza interna y externa al máximo, y así hacer sentir al futuro bebé deseado y amado.

Cuidado del cabello
Las hormonas en el embarazo y las vitaminas que tomamos para el bebé, ayudan a que nuestro pelo se vea brillante, abundante y saludable. Estos mismos factores y el estrés que caracteriza el postparto pueden producir pérdida temporal del cabello, y por lo tanto no hay que alarmarse.

Durante el embarazo se debe continuar el cuidado normal del cabello. Lavarse el pelo con un champú suave y usar un acondicionador al final. Si el pelo se siente seco puede usar un tratamiento una vez por semana. Si tu pareja insiste en mimarle puedes pedirle que te dé un masaje en el cuero cabelludo con aceite tibio que puede ser de canola, oliva, coco o, mejor aún de aguacate.

Tintes y productos químicos. Una de las controversias durante el embarazo son los tintes de pelo. La mayoría de los médicos sugieren a sus pacientes no poner color en el pelo durante el primer trimestre, a menos que sean sólo rayitos, o tinte a base de agua. No se puede usar color que cubra la cabeza com¬pleta o que toque el cuero cabelludo. Lo mismo se aplica a tratamientos como alisados y permanentes. No hay nada comprobado en esto, pero los médicos prefieren prevenir. Después del primer trimestre generalmente se puede usar color pero hay que consultar con tu médico antes.

El cuidado del cutis durante el embarazo
Es probable que si tu piel es grasosa, con el embarazo desaparezcan las espinillas. Pero si tu cutis es seco o normal, probablemente se reseque.

  • Deja que tu piel respire, reduce lo más posible el uso de maquillaje.
  • Lávate la cara antes de acostarte con jabón suave o leche limpiadora; de esta forma eliminarás las impurezas acumuladas durante el día.
  • Al terminar, aplica una crema hidratante.

¿Cuáles exámenes de laboratorio y otros estudios debo realizarme durante el embarazo?

La realización de exámenes de laboratorio y otros estudios son fundamentales para prevenir y tratar enfermedades que pueden poner en peligro mi salud y la del bebé, por lo que durante el embarazo debo realizarme los siguientes exámenes y estudios:



  • Hemograma
  • Glicemia (para el azúcar)
  • VDRL (prueba de sífilis)
  • HIV
  • HbsAg (prueba para hepatitis B)
  • Falcemia
  • Examen de Orina
  • Tipificación Sanguínea y RH
  • Papanicolaou
  • Toxoplasmosis
  • Sonografía

¿Cuáles vacunas se administran en el embarazo?
La vacuna indicada durante el embarazo es el Toxoide Tetánico (TT) que la protege a usted y a su bebé de contraer tétanos.

Aproveche el primer contacto con el servicio de salud para solicitar su aplicación.

¿Cuándo debo empezar a chequear el embarazo?

Desde que sospeche que estoy embarazada, debo acudir al centro de salud más cercano, para iniciar mis chequeos en el programa de atención prenatal. 

Estos controles me pueden ayudar mucho en la detección de complicaciones y establecer las medidas preventivas para corregirlas en su momento oportuno.

¿Cuántas veces debo chequearme el embarazo?

Durante todo el embarazo debo ser chequeada al menos 6 veces si el embarazo es normal, y cuantas veces sea necesario.


¿Debe asistir mi esposo/pareja a los controles prenatales?

En la medida de lo posible se sugiere que tu pareja asista a los controles, para que se involucre en tu embarazo, conozca mi médico y siga mi evolución de nuestro bebé. En este sentido se espera que él asista al menos a 2 consultas y esté presente por lo menos en un estudio ecosonográfico. El hecho de que tu compañero no pueda asistir a todas tus evaluaciones, no debe ser motivo de conflicto en la pareja; hay que recordar que las presiones laborales y económicas a veces no lo permiten.


Importancia del control del embarazo

Mediante el control prenatal, pueden vigilar el crecimiento y la vitalidad de mi bebé, la evolución de mi embarazo, facilitarme contenido educativo para mi salud, la del bebé, la familia y la comunidad, con el objetivo de asegurar un embarazo sin complicaciones y el desarrollo y nacimiento saludable del bebé.

Aunque el embarazo es un proceso natural está lejos de ser perfecto, y en ocasiones se pueden presentar complicaciones en algunos de ellos. Entonces, otra finalidad del control prenatal es la de prevenir estas complicaciones, detectar embarazos que puedan presentarlas e identificarlas tempranamente y tratarlas de forma oportuna.

Si no existiese el control prenatal es posible que algunos embarazos presenten complicaciones, que pueden ser evitadas.